La inseguridad se toma el parque del barrio 20 de Julio en las noches

La inseguridad en los alrededores del parque 20 de Julio tienen preocupada a la comunidad.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
La comunidad hace un llamado a Alumbrado Público para que arreglen las lámparas que se encuentran sin funcionar, así como a las autoridades para que ejerzan mayor vigilancia en horas de la noche por ese sector.

Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Orlando Marchena
La oscuridad provocada por la avería de varias lámparas de fluido eléctrico ha hecho que por las noches en este escenario recreativo que en principio se construyó para que niños, jóvenes y familias disfrutaran de él, se convierta en uno de los mayores focos de inseguridad del barrio 20 de Julio al norte de esta capital.

 La comunidad denuncia el consumo de drogas en el parque del barrio 20 de Julio.

La entrega de este parque a la comunidad se hizo en marzo del 2017, por parte del alcalde de la época, Rafael Martínez.

De día, niños y jóvenes disfrutan de las atracciones con las que cuenta este parque que fue entregado en el año 2017 por el alcalde de ese entonces Rafael Martínez, pero que hoy más de dos años después, presenta varios daños, entre ellos, el de varias lámparas de fluido eléctrico que hacen que por las noches la diversión de los infantes sean cambiada por la inseguridad que provocan los consumidores de drogas que aprovechan la oscuridad para hacer de las suyas.



La comunidad se encuentra desesperada
Esta problemática que ha venido afectando la tranquilidad del sector se viene presentando desde hace un tiempo, por lo que la comunidad hace un llamado a las autoridades competentes para le den pronta solución.
“Le hacemos un llamado a Alumbrado Público para que nos soluciones el problema de las lámparas, ya que esta oscuridad es aprovechada por los drogadictos quienes además ya han atracado a varias persona. Y también a la Policía Metropolitana para que hagan más patrullajes”.
Asimismo, esta persona que hace la denuncia, quien omite su nombre por seguridad, manifiesta que cuando son las 7:00 de la noche, estas personas, la mayoría de ellas ajenas al barrio llegan a consumir drogas, por lo que la comunidad adyacentes al parque se ha visto en la obligación de resguardarse en sus casas temprano.

 Los niños tienen que disfrutar de las atracciones del parque antes de que caiga la noche.

Los niños aprovechan la luz del día para disfrutar del parque, pues una vez cae la noche, la drogadicción e inseguridad se apoderan de este.
La inseguridad y la drogadicción que se vive dentro y en sus alrededores es lo que más preocupa a los habitantes del barrio.
Cuentan los moradores adyacentes al parque, que los adictos han escogido estas zonas para su consumo por la poca vigilancia policiva del sector.
“El consumo se hace en frente de los niños, adolescentes y adultos, estos señores no respetan y hasta se han presentado robos”, manifestó otro habitante del sector.

 La comunidad denuncia que algunas lámparas del parque se encuentran dañadas.

Hay inseguridad en los alrededores
En cuanto al tema de inseguridad y consumo de drogas, piden la intervención de las autoridades para que haya mejor vigilancia en los alrededores, asimismo, programas de resocialización para que estos consumidores en su mayoría jóvenes tengan otra oportunidad y se reintegren a la sociedad como personas de bien.
Cuentan que algunos delincuentes cometen sus fechorías y luego corren a esconderse en la oscuridad de los parques.

 La comunidad adyacente al parque se ve en la obligación de encerrase en sus casas muy temprano ante la inseguridad.

Según han indicado habitantes, en la noche el tramo del barrio se vuelve intransitable debido al denso olor a droga que se propaga, generando incomodidad, desconfianza y temor en cada persona que tenga que pasar por ahí para ir a su vivienda.

Más Noticias de esta sección

Publicidad