Distrito contribuye a la sostenibilidad ambiental con obra de la calle 30

La administración distrital busca impulsar una ciudad amigable con el medio ambiente.

Distrito
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La construcción de los tres nuevos tramos contempla la siembra de 1.800 árboles y plantas ornamentales sobre la vía, separadores y otros espacios del sector.

La administración distrital proyecta a Santa Marta como una ciudad ambientalmente sostenible, gracias a la obra de ampliación de la calle 30 ejecutada a través del Sistema Estratégico de Transporte Público, que ha logrado recuperar 36.000 metros cuadrados de ronda hídrica del río Manzanares, lo que ha hecho que Santa Marta cuente con un bosque urbano, el cual se extenderá con la construcción de los 3 nuevos tramos de esta vía.

Desde el inicio de la obra, se han adquirido 288 predios para la ampliación de la vía, con los cuales se ha logrado liberar al río Manzanares de aproximadamente 150.000 litros diarios de aguas residuales que producían estas viviendas, las cuales eran habitadas por familias compuestas entre 6 y 7 personas.

Le puede interesar:  Tres barrios de Santa Marta iniciaron el programa Ecobarrios

El gerente del SETP, Diego López Ortega, mencionó que “gracias a la adquisición predial y reasentamiento necesarias para realizar la obra civil de la calle 30, hemos recuperado la ribera del río Manzanares, del cual liberamos de recibir aproximadamente 15 piscinas olímpicas al mes de aguas residuales, producidas por 288 viviendas que han sido adquiridas hasta el momento, habitadas por familias numerosas”. 


La calle 30 es una de las vías más transitadas en el sur de la ciudad.

Con la construcción de los tres nuevos tramos, que comprenden desde la carrera 9 hasta la carrera 13, carrera 13 hasta la 13B y desde la 13B hasta la 17A, la Alcaldía sembrará 1.800 árboles de 1.8 metros y plantas ornamentales en la ronda del río Manzanares, separadores y otros espacios públicos de la ciudad. Con ellos, el sur de Santa Marta tendrá un nuevo bosque urbano como el ya existente en la calle 30 entre la carrera 4 y 5.

“Se retirarán árboles que están ubicados sobre la vía para poder ejecutar la obra civil, de los cuales, hay enfermos, en riesgo de caída y otros son de la especie invasora Neem. Por supuesto compensaremos con nuevos árboles y con la siembra del bosque urbano, Santa Marta contará con un nuevo pulmón, más fauna, más flora, más vida, mayor producción de oxígeno y reducción de CO2”, afirmó, el Ingeniero Jaime Avendaño, director del DADSA.

Leer más:   DADSA dio aval a siete ‘Negocios Verdes’ de Santa Marta

La gran apuesta de la Alcaldesa Virna Johnson, a través del componente ambiental de esta obra ejecutada por el SETP, además de las siembras y jornadas de limpieza realizadas por el DADSA, y el programa ‘Guardianes del Río’ de la OGRICC, es lograr que los samarios nuevamente se conecten con el río Manzanares, tal como sucedía en el pasado.





Más Noticias de esta sección

Publicidad