Procurador presentó informe de alcantarillado y desabastecimiento de agua en Santa Marta

Jorge Escobar Silebi hizo un despliegue del estado de la estación Ebar Norte y las inversiones en materia de agua potable.

Distrito
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Este jueves en el recinto del concejo Distrital, Jorge Escobar Silebi, procurador Judicial Ambiental y Agrario del Magdalena, presentó los detalles ante los concejales.
El procurador ambiental durante su intervención confirmó el estado crítico del acueducto y alcantarillado de Santa Marta y la contaminación de las bahías locales. “Este ente de control les ha solicitado a las empresas prestadoras del servicio de acueducto que han pasado por la ciudad Metroagua, Veolia y Essmar que se necesita reforzar la estación de bombeo, dado que a ese punto llega el 100% de las aguas residuales del Distrito, además el caudal mínimo para abastecer a los habitantes de Santa Marta de manera continua es de 2.388 litros por segundo".

Cabe resaltar que, la primera solicitud la hizo el 2 de febrero del 2017 en una visita a la Ebar Norte con distintas autoridades. En ese momento el prestador del servicio de agua era Metroagua.
Le puede interesar: Contraloría anuncia apertura de procesos sancionatorios contra funcionarios en Santa Marta
En dicha solicitud, se suscribió el acta y se establecieron unos compromisos para gestionar de forma prioritaria la adquisición de otra bomba de 600 litros por segundo para efectos de mejorar su plan de contingencia. La bomba sería utilizada en una nueva Ebar paralela a la actual, para efectos de optimizar el sistema de alcantarillado de la ciudad.



“El 27 de septiembre volvió a presentarse la problemática, ya en ese entonces el operador era Veolia. En los compromisos se reafirman las obligaciones a la empresa Essmar, quien era operador de Veolia”, indicó el funcionario.

Posteriormente, el 25 de octubre del 2018 ante una acción popular de la Procuraduría se le ordenó Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta Essmar obtener la bomba de impulsión adicional y necesario para el alcantarillado, pero no se conocieron acciones.

Por otra parte, la Procuraduría le envió una petición de información a la alcaldesa en el 2020 donde aseguró que en los planes de obras e inversiones definitivas 2017-2018 y 2018-2019 el Distrito y Veolia adquirieron dos bombas de 60 litros marca Suizer, una costó 297 millones y otra costó 391 millones.
Le puede interesar: “Todos los sistemas de alcantarillado están propensos a colapsar”: Patricia Caicedo
El ente de control visitó la Ebar norte el pasado 7 de octubre del 2021 y constató que, pese a que Metroagua dejó 5 bombas 1 pequeña, 2 grandes, una cuarta estaba reparada, pero no instalada y una quinta estaba en reparación en Barranquilla solo habían 4.

“Es decir, contábamos con 5 bombas de las cuales las dos suplentes eran una de 300, una de 600 y se obligaron a adquirir una de 600 y hoy la Ebar solo cuenta con una de suplencia de 300 litros”, agregó el procurador.

La Ebar cuenta con 3 bombas de impulsión, 2 de 600 litros y una de 300 litros, que son las bombas titulares para una capacidad de impulsión hasta los 1.500 litros, y cuenta con una bomba de suplencia de 300 litros.

Finalmente, la Procuraduría continúa investigando si estos derramamientos de aguas de alcantarilla tuvieron alguna consecuencia para el medio ambiente, por lo que los concejales esperan conocer los resultados.



Más Noticias de esta sección