Inglaterra empató con Escocia y no pudo asegurar su pase a la siguiente fase

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El seleccionado ingles fue criticado por el bajo nivel de juego mostrado ayer ante su más antiguo rival.

Mucho miedo a perder y mucho orgullo en Wembley, donde Inglaterra y Escocia empataron a cero en un duelo con más historia dentro del campo que fuera de él. La "Tartan Army" dio la cara, ahogó a los ingleses y firmó un empate que les deja vivos y con la cabeza alta en la Eurocopa.

Inglaterra, consciente de su supuesta superioridad, salió con ganas, con el pecho por delante. Escocia, ingenua, sin darse cuenta que no estaban tan por detrás. Casi les cuesta el partido. Un córner puesto por Mason Mount lo remató solo John Stones, en posición inmejorable, pero al larguero.

Desde ahí, apenas en los primeros minutos, Inglaterra se desinfló. Cayó en la trama de Steve Clarke, que sacó lo mejor que tienen los escoceses, el orgullo. Sin mucha calidad arriba, pero con el ímpetu de los Robertson, Tierney, McGinn y la precocidad de Billy Gilmour, Escocia compitió de tú a tú y rozó el gol con un centro al segundo palo que enganchó O'Donnell. Una volea casi perfecta que sacó la manopla salvadora de Pickford.

Sin Kane, desaparecido, sin Sterling, insípido, y con la esperanza de que Jack Grealish lo solucionara todo saliendo desde el banquillo, Inglaterra se conformó. Consciente de que el empate no era malo para jugarse el primer puesto con los checos. Inglaterra tendrá que verse las caras el próximo martes con Republica Checa, ambos con 4 unidades y de haber un ganador saldrá el primer clasificado.




Más Noticias de esta sección

Publicidad