Almeida sucumbe al Stelvio y entrega la maglia rosa a Kelderman

El australiano Jai Hindley logró la victoria en la decimoctava etapa del Giro de Italia, de 207 kilómetros y con el puerto del Stelvio como protagonista.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El holandés Wilco Kelderman (Sunweb) declaró que la decimoctava etapa del Giro de Italia, en la que arrebató la maglia rosa al portugués Joao Almeida, fue el "día más difícil" de su vida.
Redacción deportes (EFE) - El australiano Jai Hindley (Sunweb) logró la victoria en la decimoctava etapa del Giro de Italia, de 207 kilómetros y con el puerto del Stelvio como protagonista, en la que el portugués Joao Almeida se hundió y cedió el liderato al neerlandés Wilco Kelderman.

El Stelvio, el "Tourmalet" del Giro por su historia y leyenda, se presentaba como el principal punto de batalla para intentar dar un golpe de timón a la ronda italiana y su dureza hizo estragos en una etapa que dio un vuelco a la general.

Comenzó con buen ritmo, con el portugués Rubén Guerreiro y el australiano Ben O'Connor como principales animadores en busca de una fuga que sirvió para hacer una primera selección de 45 corredores.

Los continuos intentos de ataque en ese grupo cristalizaron después en otra fuga más selectiva, de diez corredores, en la que se coló el español Dani Navarro, que llegó a sacar un minuto al pelotón junto a sus compañeros de rodaje.

Para la subida del Passo Castrin, puerto de primera categoría, se unieron a ese grupo otros cinco corredores, entre los que estaban Sergio Samitier y Antonio Pedrero, aunque fue el belga De Gendt el que se llevó los cuarenta puntos para la general de la montaña.

Tras reducir un poco la diferencia en la bajada, los quince fugados ampliaron su ventaja hasta los cuatro minutos con un espléndido trabajo en grupo sin que ninguno de sus integrantes buscara nuevos ataques.

Al unísono y con ritmo uniforme iniciaron la subida al Stelvio los quince fugados. Por delante, 24,8 kilómetros de subida al 7,5% de pendiente media coronados a 2.758 metros por carreteras rodeadas de nieve.

El Movistar agitó la carrera con tres corredores (Samitier, Cataldo y Pedrero) tirando del grupo en la subida, aunque el italiano cedió pronto.



Más Noticias de esta sección

Publicidad