Van Aert sigue inspirado y es el primer líder del Dauphiné

Van Aert, se anotó otro triunfo en la temporada superando a Daryl Impey de la escuadra Mitchelton Scott y al colombiano Egan Bernal del equipo Ineos.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Una primera etapa exigente y sin respiro, con el recorrido más largo de la 72 edición y 7 dificultades.

Redacción deportes, (EFE) - El belga Wout Van Aert (Jumbo Visma) sigue sumergido en la inspiración y los demostró al enfundarse el primer maillot de líder del Criterium del Dauphiné e imponer su explosividad en los metros finales que ponían fin a la primera etapa, que unió Clermont-Ferrand y Saint-Christo-en-Jarez a través de 218,5 kilómetros.

Van Aert, de 25 años, se anotó la tercera victoria de la temporada por delante del sudafricano Daryl Impey (Mitchelton Scott) y del colombiano Egan Bernal (Ineos), que antecedió en la meta elevada al español Alejandro Valverde (Movistar), cuarto clasificado.

Con la excepción del británico Chris Froome, lejos de su mejor forma después de la grave caída que sufrió en el Dauphiné 2019, perdiendo 5.23 minutos, los favoritos entraron en el mismo grupo, con ligera ventaja de 4 segundos por la bonificación para Bernal, ambicioso en los últimos metros por la recompensa.

Enseguida se formó una escapada de 5 hombres que resultó maldita, en la que se metieron Van Moer (Lotto Soudal), Niccolò Bonifazio (Direct Energie), Michael Schär (CCC), Hermans (Wanty Gobert) y Slagter (Vital Concept).

Pasaron juntos con ventajas de hasta 6 minutos las cotas de Château d'Auteribe (4ª), Béal (2ª) y Courreau (3ª), pero a partir de este punto, pasada la mitad del trayecto, la fuga entró en desgracia con tres abandonos. Bonifazio con dolores de espalda y Hermans y Van Moere víctimas de una caída.

El pelotón ya iba devorando tiempo. El Deceuninck, y sobre todo el Jumbo Visma de Roglic y Dumoulin, tomaron cartas en el asunto. El "tanque" alemán Tony Martin se encargó de ir limando las ilusiones de los aventureros con la parte más sabrosa de la etapa aún por llegar.

El más combativo fue el suizo Schar, quien se quedó solo a 53 de meta, pero el recorrido rompepiernas le fue pasando factura a pasos agigantados. Se le unió el francés Parcher, pero éste se fue al suelo.