Los segundos entrenadores que triunfaron como primeros

Germán Burgos ha estado tras Simeone los últimos nueve años en el banquillo del Atlético de Madrid. Ahora, anuncia que quiere volar sólo. EFE/Rodrigo Jiménez

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El anuncio de Germán “Mono” Burgos de que quiere volar solo y romper la sociedad que ha mantenido durante nueve largos años con Diego Pablo Simeone, recuerda a otros entrenadores que comenzaron como secundarios y llegaron a triunfar como primeros…

"A la finalización de esta temporada iniciaré mis pasos como primer entrenador", explicaba el segundo entrenador del Atlético de Madrid, el argentino Germán Burgos, a través de un vídeo publicado por el club madrileño.
Simeone y Germán Burgos  (derecha), una sociedad que se rompe. EFE/Víctor Lerena.
Simeone y Germán Burgos (derecha), una sociedad que se rompe. EFE/Víctor Lerena.
El “Mono” Burgos pone fin a su “matrimonio” con Diego Pablo Simeone, unidos desde 2011, primero en el Racing de Avellaneda y desde diciembre de ese mismo año en el Atlético de Madrid.
La sociedad Simeone-Burgos ha sido una de las más reconocidas en la última década en el fútbol europeo, obteniendo siete títulos bajo la bandera del Atlético de Madrid (una Liga, una Copa del Rey, dos Ligas Europa, dos Supercopas europeas y una de España), además de alcanzar dos finales de la Liga de Campeones, ambas terminadas con derrota.
“Somos amigos, nos conocemos de hace mucho tiempo, nos entendemos con señas, miradas, cabezazos... He almorzado y cenado más con el 'Cholo' (Simeone) que con mi familia…”, reconocía Burgos en su comunicado de despedida.

“Es un paso normal de un segundo entrenador que quiera largarse como primero", argumentaba el “Mono” sobre su decisión de dejar de ser el segundo técnico del Atlético de Madrid.
El “Mono” quiere dar un paso adelante como hicieran otros grandes entrenadores que comenzaron su andadura bajo la sombra protectora de otros técnicos.
Imagen de 2014, de Carlo Ancelotti (derecha) y Zinedine Zidane, su segundo. EFE
Imagen de 2014, de Carlo Ancelotti (derecha) y Zinedine Zidane, su segundo. EFE
La competencia de Zidane

Uno de los casos más ejemplarizantes es el de Zinedine Zidane, que antes de convertirse en el primer entrenador en conseguir tres Ligas de Campeones consecutivas, todas ellas con el Real Madrid, fue el segundo de Carlo Ancelotti en 2014, año en el que ambos lograron la décima “Champions” del equipo madridista.

"De Carlo aprendí su calma, su forma de estar", ha reconocido Zidane, mientras Ancelotti ya presagiaba en 2016 el talento como entrenador del francés. “Tiene competencia, carisma, personalidad y conoce muy bien el fútbol".

El mismo Ancelotti recorrió un camino parecido al de Zidane en sus inicios como entrenador. Tras colgar las botas en el Milán en 1992, fue segundo de Arrigo Sacchi en la selección italiana durante tres temporadas (1992-94), etapa en la que Italia fue subcampeona del Mundial de Estados Unidos en 1994.

“Ancelotti maneja como pocos las situaciones complicadas", dijo Sacchi del que fuera su segundo. “Tiene una capacidad como pocos. A veces vale más la paciencia que la inteligencia…”.
Ancelotti, actualmente en el banquillo del Everton, ha dirigido a equipos de las ligas italiana, española, francesa e inglesa, logrando como mayores éxitos tres Ligas de Campeones, dos con el Milán (2003 y 2007) y una con el Real Madrid (2014), superando a su maestro, Sacchi, ganador de dos Champions (1989 y 1990) con el histórico Milán de los ochenta.

"De aquel Milán de los ochenta hay muchos que nos hemos convertido en entrenadores con cierto éxito porque tuvimos un buen maestro", dijo Ancelotti sobre Sacchi.
Entre aquellos jugadores estaba el holandés Frank Rijkaard que comenzó su andadura como entrenador siendo el segundo de Guus Hiddink en la selección holandesa que participó en el Mundial de Francia de 1998. Tiempo después, entrenó al F.C. Barcelona logrando la Liga de Campeones de 2006.
Imagen de 1999 del holandés Louis van Gaal y su segundo entrenador, Jose Mourinho. EFE/ Andreu Dalmau.
Imagen de 1999 del holandés Louis van Gaal y su segundo entrenador, Jose Mourinho. EFE/ Andreu Dalmau.
La era Mournho

Jose Mourinho es otro de los prestigiosos entrenadores que comenzó desde abajo. El actual técnico del Tottenham trabajó como ayudante y traductor del inglés Bobby Robson en la etapa de éste como entrenador del Sporting de Lisboa, Oporto y F.C. Barcelona, y más tarde de Louis Van Gaal, también en el equipo azulgrana.

"Le conocí en Barcelona. Se retrató. Trabajamos juntos. Pudo irse pero quiso quedarse conmigo. Era un coentrenador muy bueno y hacía unos informes fantásticos. De hecho, hice algo que nunca he hecho: le dejé entrenar", desveló Van Gaal en 2010 sobre su primer encuentro con el portugués.

Tras tres temporadas junto a Van Gaal, Mourinho comenzó su etapa como primer entrenador en 2000, dirigiendo al Benfica, el primero de los equipos que ha dirigido. Oporto, Chelsea, Inter de Milán, Real Madrid, Manchester United y ahora Tottenham están en la hoja de ruta de este peculiar entrenador que ha conseguido dos Ligas de Campeones, en 2004 con el Oporto, y en 2010 con el Inter.

En Inglaterra, el caso de Bob Paisley es historia. Ayudante del gran Bill Shankly en el Liverpool, Paisley le sustituyó en 1974, iniciando una de las etapas más triunfadoras de los “red”, ganando tres títulos de la Copa de Europa (1977, 1978 y 1981), uno de la Copa de la UEFA y seis de Liga entre 1976 y 1983.
Foto del 8 de julio de 2006, de Juergen Klinsmann (izquierda) y Joachim Loew.. EPA/Arne Dedert
Foto del 8 de julio de 2006, de Juergen Klinsmann (izquierda) y Joachim Loew.. EPA/Arne Dedert
Un reemplazo digno en Alemania

El caso del alemán Joachim Low es otro de los ejemplos que le pueden inspirar al “Mono” Burgos ahora que inicia su andadura como primer entrenador. Low, que entrenó a equipos de poca entidad en Alemania y adquirió cierto prestigio en clubes de Austria, fue el segundo de Jurgen Klinsmann en la selección alemana en la etapa del Mundial de 2006 que Alemania organizó.

A la finalización de aquel Mundial, Klinsmann presentó su dimisión tras quedar tercero y su puesto fue para Low, cargo que aún sigue desempeñando catorce años después, una etapa en la que Alemania ha ganado el Mundial de 2014 en Brasil.

Ahora el camino se abre para el “Mono” Burgos, un secundario que afronta un papel de protagonista, bajo dos lemas que ha dejado en los nueve años como ayudante de Simeone: “sigan luchado”, “persigan sus sueños”.
Antes de triunfa como entrenador, Frank Rijkaard fue segundo de Guus Hiddink. EFE/Rungroj Yongrit
Antes de triunfa como entrenador, Frank Rijkaard fue segundo de Guus Hiddink. EFE/Rungroj Yongrit

“Es un paso normal de un segundo entrenador que quiera largarse como primero", argumentaba el “Mono” sobre su decisión de dejar de ser el segundo técnico del Atlético de Madrid.

Zinedine Zidane, antes de convertirse en el primer entrenador en conseguir tres Ligas de Campeones consecutivas, todas ellas con el Real Madrid, fue el segundo de Carlo Ancelotti en 2014.

Mourinho, Rijkaard o Low vivieron a la sombra de otros técnicos antes de alcanzar su protagonismo.


Más Noticias de esta sección

Publicidad