A portas de una ‘final’ está el Atlético tras completar dos derrotas consecutivas

Vuelve la dupla de ataque Joao Félix y Morata. El colombiano Aria podría volver al banquillo.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Messi acumula doce dianas y supera en una al francés Karim Benzema, que selló el triunfo del Real Madrid sobre el Espanyol 2-0 pero que acabó perdiendo el liderato de la tabla.

(EFE).- Dos derrotas seguidas en la Liga de Campeones han dirigido este miércoles al Atlético de Madrid a una 'final' imprevista ante el Lokomotiv, en el Wanda Metropolitano, con el pase octavos en manos de un triunfo para no depender de nadie y con todo el riesgo que suscita el pulso que sostiene con el gol.

Los del ‘Cholo’ están sentenciados, si el Bayer Leverkusen, que recibe al Juventus en el Bay Arena, gana, el Atlético debe ganar. Si él pierde o empata, al conjunto rojiblanco le bastará incluso con la derrota para retomar un rumbo que parecía inalterable hace mes y medio, hasta que cayó por 2-1 en Alemania.

El equipo madrileño, también perdió en Turín (1-0), una situación tan comprometida como la que asume este miércoles, ni soñaba ni siquiera el Bayer Leverkusen con tener opciones más allá de jugar la Liga Europa. Entre los dos está la segunda plaza del grupo D. La primera ya tiene dueño, la Juventus.

Hay un factor, muchas veces determinante, favorable al Atlético: depende de sí mismo. También tiene el aval de jugar en su estadio, donde ha ganado 19 de sus últimos 24 choques europeos, y se mide a un rival inferior, al que ha doblegado en sus últimos tres duelos en años y medio, además con diez goles a favor: 3-0, 1-5 y 0-2.

El Lokomotiv aún tiene menos que ganar y nada que perder, ya que el CSKA aún tenía opciones de jugar la Liga Europa, algo a lo que no puede aspirar el equipo de los Ferrocarriles de Rusia.

Con tres puntos, es farolillo rojo. Tuvo contra las cuerdas a la Juventus en Turín y en Moscú, pero perdió por idéntico resultado (2-1) y el Bayer Leverkusen le puso la puntilla hace dos semanas en la capital rusa (0-2).

El equipo entrenado por el septuagenario Yuri Siomin ha perdido tres partidos seguidos, dos en la Liga y uno en la Liga de Campeones. Además, acumula ocho derrotas en trece partidos desde principios de octubre, con lo que ha caído a la quinta posición en la Liga, a once puntos del líder, el Zenit.

La lesión del portugués Joao Mario, un jugador que le dio un salto de calidad al equipo tras su llegada del Inter, fue un duro revés para los moscovitas. Se le han sumado el portero Guilherme, indiscutible en el Lokomotiv y la selección rusa, y más recientemente el lateral derecho Ignátiev.

Más Noticias de esta sección

Publicidad