El ascenso del Unión y los mal llamados hinchas

Sopla Ciclón
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por: Raúl Alberto Gual Diazgranados

No hay mejor manera de empezar el 2022 para una gran parte de los samarios y magdalenenses que tener el equipo de nuestros amores en primera división del futbol profesional colombiano; Desde el pasado 4 de diciembre se respira un mejor ambiente, el mar es más azul y los atardeceres son más rojos.

Sin temor a equivocarme, hemos defendido nuestra institucionalidad en una de las batallas extra futbolísticas más duras que hemos vivido, seguramente en la historia de este equipo desde su fundación en el año 1953 y eso nos ha demostrado no solo el carácter sino además entender que la dignidad de esta camiseta no es negociable ni lo será nunca.

El Unión Magdalena ha sido víctima de muchas injusticias en su largo trasegar por el futbol profesional, sin que nadie se pronuncie como ha pasado en el último mes, pero tampoco hemos querido nunca que nos regalen absolutamente nada porque lo poco que tenemos siempre ha sido sufrido, aún recuerdo el relato de mi padre con lágrimas en sus ojos del título del año 68, ufff! Me imagino ahí y me da una nostalgia enorme de imaginar las cosas que ocurrieron, pero además de eso me enseña que lo muy poco que tenemos en nuestra vitrina ha sido conseguido con mucho sacrificio y enjundia deportiva.

Son casi dos décadas en la segunda división, ¿Quién puede dudar lo que hemos sufrido? Pero principalmente en el último mes nos hemos dado cuenta quiénes están en la buena, en la mala y en la peor con el cuadro samario.

Que tristeza que aquellos exfutbolistas, exsacerdotes, cantantes y otros, salieran a nivel nacional a manifestar su disgusto por el ascenso del Unión Magdalena, no contentos con eso se avergonzaron del equipo, que en todo momento mostró pundonor deportivo tal y como manifiesta la Comisión Disciplinaria de la Dimayor y el remedo que tenemos por Fiscalía General de la Nación.

A esos personajes no les duele el pellejo, no tienen identidad, por aquí somos y seguiremos siendo un equipo chico, con evidentes carencias económicas y administrativas pero que nunca le ha quitado nada a nadie, la horrible noche no ha terminado, ahora el reto es mayor porque todos van a querer hundir al Unión. De antemano les decimos a esos impolutos y dueños de la moral, que no los necesitamos, que no se ufanen asistiendo al Sierra Nevada con una camiseta puesta para figurar en un noticiero o en una trasmisión, que les recuerdo que nunca estuvieron en el momento quizás más difícil de nuestra historia y que ahora ya no estarán porque nos hemos depurado y somos menos pero estamos más fuertes para dar la batalla en cualquier estadio del país con la frente en alto, como manifestó en algún momento el gran maestro Fernando Hinestrosa “No se dejen resentir, que los golpes que reciban los hagan crecer, superen las adversidades, crézcanse ante la adversidad y ante el castigo, como el toro de casta…” estamos de regreso, pero ojo no todos somos Unión. PD. GoberAlcalde Caicedo, el Estadio Sierra Nevada lleva en obra negra 7 años, me dirijo a usted porque la actual alcaldesa y el anterior mandatario son títeres de sus decisiones. Haga algo ya, estamos cansados de sus mentiras.



Más Noticias de esta sección

Publicidad