Rocha hace historia a sus 18 años y le da el primer oro en patinaje a Brasil

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cali (Colombia),(EFE).- El sueño dorado del brasileño Guilherme Abel Rocha se inició hace 10 años, cuando apenas era un niño de 8 que vio a alguien patinar y se interesó por el deporte que este martes le dio a su país la primera medalla de oro en los Juegos Panamericanos Junior de Cali.


"Fue una conquista increíble porque fue la primera medalla en la historia de Brasil en los Juegos Panamericanos en patinaje y estoy muy contento por hacer historia para Brasil, hacer historia en el patinaje y ¡vamos para Santiago!", celebró con orgullo en la pista del Patinódromo Mundialista.

Y aunque los favoritos en la prueba de los 200 metros meta contra meta masculino eran el argentino Francisco Reyes y el colombiano Salomón Carballo, Rocha, quien nació en Brasilia, se impuso con un tiempo de 18.234 para obtener el oro del que ahora presume.

El argentino Reyes se quedó con la plata con un tiempo de 18.335 y el local Carballo obtuvo el bronce con 18.429.

"Esta es una pista diferente, vimos que en los entrenamientos todos estábamos sufriendo y ganarle a Colombia, ganar un oro en Colombia en patinaje es muy emocionante", añade visiblemente emocionado el joven que empezó su viaje hasta Cali hace 10 años.

Exactamente ese es el tiempo que ha pasado desde que vio a alguien patinar y al volver a casa ese niño, en ese entonces de 8 años de edad, "estaba loco por un patín".

A partir de ese momento, Guilherme Abel Rocha comenzó a edificar su sueño.

Ingresó al equipo Jaguar de Brasilia y fue, como afirma, un "matrimonio aprobado".

Aunque no todo fue color de rosa para él, pues reconoce que por falta de apoyo se quedó un tiempo en el aire.

"Tengo 18 años, comencé en el patinaje a los 8 pero me quedé un tiempo parado y regresé hace cinco años de nuevo al deporte", agrega.

Pero como todo buen guerrero, Rocha no se dejó vencer por las dificultades y esquivó los obstáculos a toda velocidad, tal y como lo hace actualmente en la pista.

Dice que en Brasil no tienen pistas "como las otras", y también hacen muchos viajes largos para poder competir, pero para Guilherme Abel Rocha pasar por estas dificultades "no es tan difícil", y menos cuando se gana un oro tan anhelado como el de hoy en Cali. EFE



Publicidad