Primoz Roglic vuelve a batir a Egan Bernal camino de su victoria final

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 (EFE).- El esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), vencedor de la Vuelta a España en 2019, adornó este domingo su victoria final en el Tour de L'Ain (Francia) con una nueva victoria de etapa, la tercera y última, en la que volvió a batir al colombiano Egan Bernal (Ineos).


Dos colombianos escoltaron a Roglic en el podio definitivo: Bernal terminó a 18 segundos y Nairo Quintana, líderl del Arkea, a 28.

Antiguo saltador de esquí, Roglic puso a trabajar a su poderoso equipo en el último ascenso a la cima del Grand Colombier, y cuando Bernal saltó del quinteto delantero en el último kilómetro con la esperanza de reducir los 10 segundos que le separaban del líder, el esloveno lo atrapó sin aparente esfuerzo y lo remató a la vista de la pancarta final.

Al día siguiente de ganar la segunda etapa, Roglic se impuso también en la tercera, de 144,5 km entre Saint-Vulbas y la cima del Grand Colombier.

La general estaba por decidir. Entre el líder, Primoz Roglic (Jumbo Visma), y el colombiano Nairo Quintana, quinto, sólo había 16 segundos de diferencia, y el recorrido era mucho más duro que el de la segunda etapa. Bernal necesitaba enjugar 10 segundos para arrebatar la prueba a Roglic.

Siguiendo la ruta de la decimoquinta etapa de Tour, a la meta, situada en la cumbre del Grand Colombier, a 1.500 metros de altitud, se accedía por una rampa de 17 km con una pendiente media del 7 por ciento, pero antes había que escalar otros dos puertos de primera: el monte Selle de Fromentale (km.80) y el Col de la Biche (97,5).

Una escapada de 11 corredores animó la jornada: Seigle y Vincent (Groupama FDJ), Bagioli y Vansevenant (Deceuninck Quick Step), Bernard (Trek Segafredo), Hagen (Lotto-Soudal), Barta, Rosskopf y Zimmenman (CCC), Wurtz (Israel Start Up) y Arensman (Sunweb).

El neoprofesional Andrea Bagioli y Jeff Bernard se aventuraron en solitario desde la fuga y a 40 km de meta tenían minuto y medio de margen sobre un pelotón cuya punta estaba controlada por el equipo Ineos de Egan Bernal. Al servicio del colombiano, dos gregarios de lujo: los campeones británicos del Tour Geraint Thomas y Chris Froome.

Fruto del fuerte tren marcado por el Ineos en el paquete delantero -reducido a 15-, el dúo delantero fue atrapado en pleno ascenso al Grand Colombier, a 14 km de la meta.

A 7 km de la cima, aunque no era el único colombiano -allí seguía Nairo Quintana, del Arkea-, Bernal se había quedado sin compañeros, una vez que cedió el último coequipier, el español Jonathan Castroviejo, mientras el Jumbo Visma de Roglic tenía cuatro unidades en la punta de nueve, incluido el holandés Tom Dumoulin.

Bernal, que estaba en esta competición para preparar su defensa del Tour de Francia, aguantó el ritmo marcado por el Jumbo Visma, pero no tuvo piernas para atacar con la fuerza que le caracteriza cuando está en forma. Sólo demarró en el último kilómetro y ni siquiera pudo disputarle a Roglic la victoria de etapa. EFE



Más Noticias de esta sección

Publicidad