El arma de artillería

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Promedio 0.00 (0 Calificaciones)

El próximo 4 de diciembre se celebra en el Ejército un aniversario más del Arma de Artillería, la divisa negra en consecuencia se engalana y la alegría se percibe a lo largo y ancho de Colombia en cada uno de los Batallones acantonados en todo el país. Suenan sus cañones, los cuales siempre se han hecho sentir, para decidir las guerras y para consolidar posiciones.

Quienes son artilleros de arma y de alma, con motivo de esta conmemoración se dedicarán a implorar a Santa Bárbara su Patrona por la paz de Colombia, por los artilleros muertos en combate y por la mejor preparación de sus hombres con miras a un futuro más promisorio para la Patria, su Ejército y sus Fuerzas Militares.

Aquí en Colombia la Artillería presta sus servicios como arma técnica y especializada, pero por razón del tipo de guerra o conflicto interno le ha correspondido actuar como infantería y sus oficiales, suboficiales y soldados de las unidades pertenecientes a los batallones de Artillería igualmente se han destacado en las operaciones contraguerrillas y contrainsurgentes.

Indudablemente la Historia nos registra que esta arma ha sido definitiva para lograr resultados importantes en las grandes batallas de todas las guerras, por cuanto destruye las fortificaciones del enemigo, causa bajas, ablanda a la fuerza contrincante y permite por ende que la infantería concluya y sea en su ataque o asalto más contundente.

Ha sido Napoleón el artillero de artilleros, el general de generales, el más competente como estratega, el político General, el innovador de las armas, quien supo emplear a la infantería, a la caballería y naturalmente a la artillería en la forma más eficaz.

Su concepción del infante y el caballero al igual que del soldado de los cañones era su facilidad en el movimiento, debían ser ligeros en su accionar, con el objeto de que el factor sorpresa funcionara y fuese verdaderamente demoledor y concluyente en la batalla.

Esa es hoy por hoy la estrategia imperante en los Ejércitos y esa táctica incluso en la guerra de guerrillas es la que ha permitido lograr los golpes magistrales. Ciertamente acompañados del arma de la inteligencia, pues gracias a ella las operaciones son más seguras y efectivas.

La Artillería de campaña es la que acompaña a los Ejércitos en el campo de batalla. Pero en una segunda categoría están las siguientes especialidades: a) Las piezas de artillería que apoyan a la infantería. b) Los cañones de montaña, que son las armas ligeras que pueden ser transportadas en terrenos difíciles y escarpados. c) Los cañones de campaña que son aquellos que se disparan a grandes distancias. d) Los cañones antitanques, los cuales como nos indica la palabra sirven para atacar los blindados. e) Los cañones antiaéreos móviles cuya finalidad es disparar desde tierra a las aeronaves.

En la etapa moderna se encuentra la artillería de cohetes, que tiene que ver con el lanzamiento de cohetes a cambio de proyectiles. La artillería autopropulsada que va montada en vehículos de transporte en tierra, mar y aire. La artillería naval instalada en los buques. La artillería costera que son las baterías emplazadas en la costa para su defensa y la Artillería en ferrocarril organizada en vagones particularmente diseñados desde donde se dispara.

Entre los generales de Artillería en Colombia que ocuparon no sólo los altos cargos de la jerarquía castrense sino que tuvieron en la vida civil posiciones de relevancia como Presidentes de la República y el Ministerio de la Defensa es justo mencionar al General Ernesto Ordoñez de la Junta Militar de Gobierno, General Rafael Sánchez Amaya, General Rafael Hernández Pardo, General Hernando Currea Cubides y General Fernando Landazábal Reyes todos los últimos al frente de la Cartera de Defensa.

Es de destacar entre sus filas y por ello quiero rendirle un merecido homenaje póstumo a un Señor General de Artillería Rodolfo Herrera Luna, quien no sólo fue el primero de su curso sino que brilló en el campo académico e intelectual, constituyéndose como un profesional destacado nacional e internacionalmente en el campo de la economía y la administración. Arquetipo del liderazgo en el manejo de la gente, de sus tropas y de la conducción de maestría en materia empresarial.

Pero lo más importante de quienes portan los cañones es su caballerosidad, su don de gentes, su cultura, su mística, su estricto cumplimiento de sus deberes profesionales y su devoción por la Patria.

Congratulaciones a todos los que con ocasión de esta efemérides, brindarán como puros artilleros, a ellos como dice el himno a quienes" los cañones en el pecho significan la lealtad y el derecho", los exhorto a que sigan entregando su vida con la dedicación y fervor de sus antecesores, con vistas a hacer de la Artillería el arma noble, ejemplar, digna y pundonorosa.