Independencia política y económica


La lucha por la libertad, en todos sus sentidos, debe ser permanente y constante, para lograr el objetivo propuesto. La libertad política cuando existe es fundamentalmente incompatible con cualquier sistema dictatorial o totalitario y, especialmente, comunista.

Es sumamente importante, y más que importante necesario, fomentar y defender la libertad política como una manera de estimular y proteger la democracia. Habiendo libertad política, por ley de gravedad se obtiene la democracia.

Muchas veces los interesados en la vigencia de la libertad económica, de la libre empresa, no se percatan de la necesidad de promover y defender la libertad política. Y es que no asocian esa libertad con el ambiente que se necesita para que germinen saludablemente el bienestar económico, la libre empresa y la propiedad privada.

Debemos tener presente lo que ha sucedió en tiempo anteriores. La historia demuestra que para instalar una dictadura o una tiranía es absolutamente necesario eliminar la libertad de expresión en general y la de prensa en particular. Esas libertades, que son en esencia una sola, no dan oportunidad a quienes promueven sistemas totalitarios o dictatoriales para que puedan hacer triunfar sus tesis y sus maniobras.

Y no pueden obtener esos propósitos porque a la luz de la libre expresión, de la libertad de prensa, el pueblo tiene oportunidad de conocer al enemigo que lo acecha y cómo combatir esa conspiración antidemocrática.

La prensa informa libremente, pero con responsabilidad. La libertad de prensa no es un derecho de los periodistas, por así decirlo, sino que es un derecho del pueblo a estar informado a través de la prensa libre. Y es muy importante recalcarlo siempre porque los enemigos de la libertad de prensa, especialmente los comunistas, pretenden desacreditar esa libertad ubicándola solamente en el campo de lo que interesa a los periodistas.

Y aunque no es un delito que a los periodistas les interese algo sano, algo bueno, es conveniente evitar la confusión porque no se trata de defender intereses de un grupo de la sociedad, de un gremio, sino de defender el derecho del pueblo a estar informado.

Es deber de todos seguir avante en el camino de la lucha por la libertad política, que lleva a la económica. Y los empresarios de todas las ramas del comercio y de la industria deben estar bien claros de esta realidad, para poner por encima de algunos intereses transitorios los intereses supremos de la libertad.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario al final de esta página.