Sarpullidos en la piel, una molestia frecuente


Los sarpullidos se presentan en cualquier área del cuerpo y pueden identificarse fácilmente cuando la piel está irritada o inflamada, además tiende a estar enrojecida, tener picazón, bultos, escamas o ampollas.

El sarpullido es un síntoma de muchos cuadros clínicos diferentes, puede presentarse por calor, infección, sustancias irritantes, alergias o en el peor de los casos por la genética individual de cada persona.

De acuerdo con los cuadros clínicos, el sarpullido puede o no, ser peligroso, convirtiéndose en dermatitis, la cual tiene múltiples afecciones por contacto con jabones, ácidos, objetos infectados u alérgicos de la piel, entre otros productores de sarpullidos.

Algunos salpullidos se desarrollan inmediatamente, otros se forman en el transcurso de los días pero cuando se rasca la piel la curación se prolonga, por ello el tratamiento de urticaria depende de la causa o circunstancia que la produjo.

Algunos productos causan mala reacción, cuando están en contacto con la piel y son expuestos a la luz solar, entre ellos se pueden mencionar lociones para la afeitada, bloqueadores solares, ungüentos, algunos perfumes, productos con alquitrán de hulla y aceite de la cáscara del limón dulce.

Tipos de sarpullidos o dermatitis

Dermatitis irritativa: es aquella que aparece por un irritante primario (jabón, detergentes, acetona, ácidos, álcalis) y produce inflamación al primer contacto, ésta suele ser la más común.

Dermatitis de contacto alérgica: el segundo tipo más común de dermatitis de contacto, es provocada por la exposición a una sustancia o material al que usted se ha vuelto muy sensible o alérgico. La reacción alérgica a menudo se demora y la erupción aparece de 24 a 48 horas después de la exposición, la inflamación de la piel varía desde una irritación leve y enrojecimiento hasta úlceras abiertas, dependiendo del tipo de irritante, la parte afectada del cuerpo y su sensibilidad.

Dermatitis por tratamiento excesivo: se presenta cuando el tratamiento para otro trastorno cutáneo provoca irritación.

Sarpullido por calor: se conoce también como fiebre miliar o sarpullido estival, siendo una irritación cutánea que arde y provoca el comezón en la piel, se presenta frecuentemente en clima húmedo y caluroso, porque si se suda demasiado, el sudor queda atrapado debajo de la piel y bloquea las glándulas sudoríparas y al no poder sus poros eliminar el sudor, se produce inmediatamente el sarpullido.

El sarpullido por calor es más común entre los recién nacidos y los lactantes, pero también le puede dar a los adultos, si los niños están envueltos con demasiada ropa en un clima caluroso fácilmente le saldrá un sarpullido en su piel.

Prevención de sarpullidos

Evitar el contacto con los alérgenos conocidos es la mayor recomendación para impedir una erupción, utilizar guantes protectores u otras barreras si el contacto con sustancias es probable o inevitable. Lave minuciosamente las superficies de la piel después del contacto con sustancias, emplee máscara facial (protege los ojos) para evitar la entrada por ojos y mucosas.

La utilización de aerosoles, cremas o pomadas permiten que la piel se mantenga limpia, sana y seca, por ello es recomendable la implementación de la vigilancia médica, la cual suele ser un factor eficaz para prevenir los sarpullidos.

¿Cómo aliviar la picazón?

Si el sarpullido lleva menos de una semana en la piel, lo recomendable es humectar el cuerpo con lociones, baños, cremas con cortisona, las cuales alivian la inflamación, picazón e irritación. Si la picazón continúa y el sarpullido aumenta, lo más recomendable es acudir inmediatamente al médico, el cual determinará las causas por las cuales se presentó la infección.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario al final de esta página.