El Fuerte de San Fernando debe ser recuperado y abierto al turismo según samarios

Así luce la parte frontal externa del Fuerte de San Fernando y aunque parece estar bien, por dentro los ladrillos se caen a pedazos.

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size
Ciudadanos piden urgentemente la restauración de la histórica fortificación samaria para que sea habilitada como atractivo turístico.

El abandono y el deterioro que carcomen al Fuerte de San Fernando y que fue evidenciado en un informe especial de EL INFORMADOR sobre la actualidad del bastión magdalenense, tocaron las fibras de los samarios, quienes piden la urgente recuperación del emblemático lugar.

Está ubicado en la punta de la Pedrera, cerro de San Fernando. Colinda con el Batallón José María Córdova de la Primera División del Ejército, entre las playas San Carlos y Lipe. El acceso no está abierto al público y se mantiene vigilado por soldados. Fue declarado como bien de interés cultural nacional por medio del Decreto 2673 del 20 de noviembre de 1989, pero permanece en estado de coma, no es aprovechado para el turismo y varios de sus ladrillos se caen a pedazos.

El Fuerte de San Fernando fue construido por orden del gobernador Juan Beltrán de Caicedo en 1725. Lleva su nombre en honor al rey Fernando VI. Fue erigido de forma estratégica para integrar un triángulo defensivo en conjunto con la Isla de El Morro y el Fuerte de San Antonio. El objetivo era interceptar el ingreso de los enemigos por la Bahía, quienes pretendían adueñarse de la ciudad por intereses económicos y políticos.

¿Qué se necesita para abrirlo al turismo?

Según el arquitecto e historiador Álvaro Ospino Valiente, el fuerte de San Fernando está por fuera de la jurisdicción territorial del Batallón, sin embargo, el Ejército no deja pasar a la gente para visitar el monumento, lo que a su vez, ha sido un beneficio para la fortificación, debido a que si estuviera abierto al público, por su estado de abandono quizás ya ni existiera.

“Sí se puede habilitar para el turismo, pero hay que crear la infraestructura adecuada para llevar a la gente […] Los alcaldes están pendientes es de la plata. Eso no está en zona militar. Lo que pasa es que cuando cambian de comandante, el que entrega no hace el informe y por ese motivo en el año 1.985 casi se pierden los recursos para su restauración”, agrega.

El historiador manifiesta como solución que para evitarse el problema de la ‘servidumbre’ del Batallón, se necesita entrar por mar, por playa Lipe y hacer un muelle para embarcaciones menores.
“Yo lo pondría en la punta del Cuerno, cerca de Santo Cristo, aunque eso deben estudiarlo los expertos en oceanografía, para determinar dónde golpean las olas. Hacer uno solo que sirva para transportar a la gente y quitarle presión al Ejército”, indicó.

Ospino Valiente alertó sobre la necesidad de intervenir y velar por la conservación del histórico lugar, puesto que estaría en riesgo de desaparecer si persiste la indiferencia del Gobierno y de las autoridades.

De los fuertes de Santa Marta, solo quedan las ruinas del San Fernando y de la isla de El Morro. Los otros se disiparon, como el de San Juan de Mata (1602), el de San Vicente (1644), el de San Antonio (1719), el de Betín (1663) y el de la Peña de Lipe-San Fernando (1667-1725).

Hoy día, los murciélagos se adueñan de los pasillos. Algunos ladrillos de la parte superior se han debilitado. Los techos se cayeron, y su estado empeora con el pasar de los años.

Comentarios

Julia Villegas L: “Solo falta un poco de interés por volver a Santa Marta la mejor ciudad turística de Colombia. Aquí hay todo para desarrollar turismo de cualquier índole, todos los pisos térmicos historia prehispánica conquista, todo, pero se necesita un grupo de personas dirigidas por un excelente equipo entre lo público y lo privado dejando a un lado la politiquera el ego y este rincón del Caribe con lo que se tiene mueve toda una gran riqueza”.

Katherine Padilla Granados: “Definitivamente debería ser abierto al público, excelente atractivo turístico”.

Armando Robert Puerta: “Totalmente debería ser parte del turismo de santa Marta, la verdad no sé qué hace un batallón dentro de una ciudad”.

Aldo Hernández: “Debe ser abierto inmediatamente al turismo. Para nativos y extranjeros debe ser una reliquia encontrarse con una gran alternativa de la verdadera historia de Santa Marta”.

Egidio Rafael Fernández Suárez: “Debe ser recuperado, no es de las fuerzas militares”.

Enzinho López: “Muchos no lo conocen porque siempre ha estado interno en el Batallón y la parte en la que se encuentra es restringida porque está el hotel de oficiales y zona de entrenamiento de tanques. Tuve la oportunidad de subir a él pero está en pésimas condiciones y cada día se deteriora más. El Estado debería restaurarlo y sacarle beneficio para el turismo, cuenta con una buena biografía”.

Olga Beatriz Canchano del Toro: “Restaurándolo sería una joya más para mostrar a propios y turistas”.

Oscar Arias: “En Santa Marta no saben que existen esos viejos ladrillos. La clase dirigente que ha gobernado a la ciudad no saben nada de turismo”.

Valderrama Cervantes Badu: “Hay que restaurarlo para que sea un atractivo de Santa Marta también. Yo iba cuando era niño. Buenas experiencias con mis hermanos y padres. Sería bacano que le echen mano. Rafael Martínez, mira hacia allá”.

Pocho Forero: “Si es Patrimonio Cultural por qué el Gobierno y como insignia del Batallón no le hacen mantenimiento, la Alcaldía puede gestionar”.

Lizeth Ríos Báez: “Tantas cosas en Santa Marta que deberían ser lugares para enriquecimiento histórico y cultural, pero no, todo se deja al abandono y decadencia”.

Laura Mazenett Alvis: “Otra obra más de la falta de sentido de pertenencia de nosotros los samarios”.

Indira Daza: “El Fuerte San Fernando, una joya histórica escondida en Santa Marta”.

Jesús Benítez: Donde está el batallón deberían poner un parque turístico, y trasladar el Batallón a las afueras de Santa Marta como debe ser”.

Ángela Pérez Zarza: “No sabía que existía. Deberían restaurarlo”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad