“La mendicidad se salió de control en Santa Marta”

Los menores piden dinero en los semáforos de la ciudad mientras sus padres muestran carteleras con mensajes solicitando ayuda.

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size

Cibernautas opinaron en redes sociales que la utilización de menores para pedir dinero, más que necesidad se ha convertido en un negocio.

Como un escudo para la mendicidad son usados los niños por sus propios padres y familiares, quienes los estimulan a pedir limosnas en los andenes ‘estratégicos’ y semáforos de la ciudad. EL INFORMADOR ha denunciado los casos en diferentes publicaciones y los usuarios en redes sociales han manifestado que “la situación en Santa Marta se salió de control”.

De día y de noche, los adultos utilizan a los niños para causar conmoción a la hora de pedir limosnas en las esquinas, lo que también se considera como maltrato infantil.

Los separadores viales son las ‘oficinas’ de migrantes venezolanas y personas quienes con letreros o con sus bebés entre brazos, se acercan a los ciudadanos quienes transitan en sus vehículos para pedir ayuda económica. Lo más grave del caso, es el riesgo que corren algunos infantes quienes quedan a la deriva en coches o sobre el pavimento mientras sus padres o familiares se acercan a los conductores a pedir una moneda.

Comentarios

Yesenia Rueda: “Ya todo se salió de control. ¿Dónde están las entidades para dar solución a este problema?

Martha Acosta: “Fácil. No les den más dinero, denles un pan al niño y se les acaba el negocio o montan una panadería”.

Diana Luna Reyes: “Estrategia. Un día ví fuera de Ocean Mall unos niños que le daban lo que recogían a una mujer y luego esta se lo entregaba a un hombre que sacó un fajo de billetes del bolsillo. Quise grabar para hacer la denuncia pero mi celular estaba descargado”.

Oscar Iván Vera Reyes: “Falta de control de la Policía”.

Jhennyfer Mejía: “Esas cosas me dan rabia. Ver cómo esos niños piden plata y corren a darle a los padres lo que la gente de buen corazón les da”.

Rocío Ciro López: “Yo lo llamo el gran negocio de la actualidad. Esas personas ganan más dinero poniendo a pedir a sus hijos que trabajar ellos”.

La Nena Arrollo: “Hay familias venezolanas que tienen hasta seis hijos y pequeños pero aún así. Eso no debe ser que manden a los niños a pedir. Igual manera algún oficio deben de saber hacer”.

Dopalona Vaso Frágil: “También me han pedido niños colombianos. Ellos tienen un negocio con los niños”.

Carmen Elvira Rada Jiménez: “Los alquilan. Los de Puebloviejo a $10 mil pesos, lo mostré un video donde una señora denunciaba al Bienestar que los alquilan”.

Enna Margarita López Galindo: “Eso es mendicidad obligada por sus progenitores. Deberían hacer algo respecto a esto. Que la Policía actúe, yo creo que deberían quitárselos y dárselos a gente que los quieran ayudar a esos pobres niños y ni han visto nada hasta bebesitos recién nacidos en pleno sol por la quinta y afuera del almacén Éxito”.

Carlos Mauricio Hernández López: “Estrategia, hay una señora en la cra 6 con calle 10, manda a los hijos a pedir mientras ella espera sentada que le lleven el dinero”.

Lucy María de Ropaín: “¿Y por qué no los toma el Bienestar Familiar? No se sabe para qué sirve esa institución. En Santa Marta ya no se puede ni salir sin que lo apabullen los limosneros. Que pesar con la Perla de América”.

Arlet Cantillo Ferreira: “A mí me pueden decir tacaña, miserable y cuanta coas quieran decirme, pero no les doy plata ni les compro nada a ningún niño. Al hacerlo contribuyo a la explotación infantil”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad