Disfraces curiosos del Carnaval en Santa Marta

Creatividad y alegría

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size
La capital del Magdalena se vistió de fiesta y de color con el Desfile carnavalero.

Las problemáticas sociales, las representaciones de los hechos que fueron noticia y diferentes temas de actualidad, fueron la inspiración de muchos samarios que salieron a las calles a disfrutar del Carnaval.

En el Desfile de la Alegría, que inició en la carrera 19 con calle 12 y terminó en el coliseo de Pescaíto, se apreciaron diferentes disfraces curiosos que lograron sacar una sonrisa a los ciudadanos y contagiaron de alegría a todo el público. Algunos aprovecharon la ocasión para dejar volar su imaginación combinando el maquillaje con los vestuarios.

Uno de los atuendos que más llamó la atención y que generó controversia, fue el de tres jóvenes que se disfrazaron de vendedoras de tinto. En medio del desfile, expresaron que lo hicieron para representar la situación de las mujeres venezolanas quienes se dedican a este oficio en Santa Marta. Con termo en mano y ropa ajustada, recorrieron las calles al ritmo de las papayeras.

Asimismo, “La loca del barrio 17 de Diciembre” salió con el cabello despeinado, una falda sucia, con rotos y un letrero que la identificaba. De igual forma, los disfraces de empanadas también se robaron el show, tras el reciente caso de la multa a un joven en Bogotá que se hizo viral por promover la informalidad al comprar este producto a vendedores estacionarios.

El cura, los gorilas y la danza del ‘Son de negros’ no pudieron faltar en la fiesta carnavalera. Por su parte, un integrante de una comparsa, disfrazado de Nicolás Maduro, también tuvo su momento de fama en el desfile.

El ‘grupo de búsqueda’ a Maduro se sumó a la celebración. Dos jóvenes encapuchados y con armas de juguetes pedían una colaboración para viajar a Venezuela a buscar al mandatario.

En las redes sociales de EL INFORMADOR, los cibernautas tuvieron opiniones divididas respecto al disfraz de mujeres venezolanas vendiendo tinto. Por su parte, el joven quien promovió la idea, se excusó, “pido disculpas al pueblo venezolano pero nunca quise ofender a nadie solo es el Carnaval y quise ponerle un poco de humor a esta dura realidad”, dijo Wiston Vargas.

Comentarios

Neill Cueva Almendrales: “No hay que disculparse eso hace parte de la cultura, es una burla a la realidad, y el que no entienda esto en los carnavales pues que no los vea”.

Dce Airoliv: “Antes de actuar hay que meditar las consecuencias. Este es el proceder de la persona vaga, desocupada, sin principios. ¿O buscas popularidad en las redes sociales? ¿Cómo te sentirías si esto le sucediese a usted o a alguien de su familia? Tienes sesos de pollo para actuar de esta manera”.

Miguel Antonio Valle Kidd: ¿Cómo se atreven a burlarse de la desgracias de las mujeres venezolanas que por culpa de un mal gobierno tuvieron que abandonar sus familias para ganarse u os pesos y así ayudar a sus familias en el vecino país?”.

Isabel Cristina Palacio Fuentes: “Eso no es burla. Eso es Carnaval. Dejen la paranoia. Sean felices”.
Olga Beatriz Canchano del Toro: “No se ofendan por el disfraz, lo que pasa es que el Carnaval le saca punta a todo y los costeños viven pendientes de todo para en Carnaval exteriorizarlo como diversión”.

Erwin Ferrer Delgado: “Ese fue el mejor disfraz jajaja las propias venecas”.

Yamerys Iinnes Julio Torres: “Yo lo vería más como un homenaje que por burla vender tinto para ganarse el pan de cada día no es malo”.

Sandra Alzate: “¡Ay por Dios! Carnaval es Carnaval y nadie se salva, dejen el trauma”.

Heydi Lorena Coterio Machado: “En Carnaval se la montan a todo el mundo y es la tradición. Ni la primera dama de este país se salvó así que entérense que aquí la ‘vaina’ es así”.

Marcela Vargas Camargo: “Nada de disculpas papi. Estamos en carnavales”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad