Samarios piden multa contra mujer quien defecó sobre andén en el Centro

Ciudadana defecó en público en pleno Centro de Santa Marta.

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size

Vuelve y juega la polémica por los ciudadanos quienes realizan sus necesidades fisiológicas sobre el espacio público.

A través de las redes sociales, samarios opinaron que las autoridades deben aplicar las sanciones por los actos de poca cultura ciudadana, como lo establece el nuevo Código de Policía, ante los recientes casos que se han registrado en la capital del Magdalena.

Un hombre registró en video el momento en el que una mujer defecó sobre un costado de la calle de la Cárcel (14) entre carreras cuarta y quinta del Centro Histórico de Santa Marta, delante de varias personas quienes transitaban por el lugar. La ciudadana se agachó detrás de una camioneta que estaba estacionada, se bajó el pantalón y con total tranquilidad ensució ante la mirada de todos a plena luz del día.

Después, se limpió con una bolsa con agua que tenía en una de sus manos, agarró su maletín y se marchó como si nada, sin echarle ni si quiera un poco de tierra al excremento. Por su parte, dos samarios quienes presenciaron el acto, tildaron a la mujer de ‘asquerosa’, entre sonrisas e indignación.

¿Le gusta hacerlo en público?

El mismo caso se presentó hace menos de tres meses en la avenida del Libertador entre carreras 16 y 17, cuando una ciudadana, quien podría ser la misma mujer, hizo la idéntica necesidad fisiológica al lado de un contenedor de basura ubicado sobre un andén y luego se marchó sin recoger su deposición. Se desconoce si la dama sufre de algún trastorno mental.

¿Qué dice el Código de Policía sobre esta conducta?

El Código Nacional de Policía establece una multa tipo 4, de $786.880 pesos, para infracciones como: arrojar basuras en el espacio público, transportar o fabricar pólvora, agredir a las autoridades de policía, utilizar inadecuadamente la línea de emergencias 123, realizar necesidades fisiológicas en el espacio público.

Resultados del sondeo digital realizado por @ElInformador_SM en Twitter.
Resultados del sondeo digital realizado por @ElInformador_SM en Twitter.

Comentarios:

Wen De León: “¿Y para ese tipo de actos no hay sanciones o es solo para las personas que venden empanadas?”.

Paola G. Orozco: “¿Y dónde está la Policía? Cerrando puestos de fritos hay los consiguen, por montones, caen el gavilla”.

Myly Poqueth: “El Código de Policía está ocupado desmantelando el cartel de la empanada”.

Alicia Mora Velásquez: “Y la Policía para aplicar dicho código, bien gracias desalojando las ventas en la Universidad Del Magdalena, ante esta situación se hacen los ciegos”.

Alt Ford: “La plasta no es residuo de una empanada por eso no hay multa”.

Luis Eduardo Quintero: “Esto es una falta de respeto con la ciudadanía, con las autoridades. Debe ser castigada y sancionada, quizás expulsarla de cuidad es un acto de burla para con nosotros”.

Anyi Martínez: “‘Ombe’ coloquen baños públicos”.

Mauricio Correa: “La ciudad no está equipada con baños públicos aparte de eso el Código de Policía dice que toda tienda debe prestar el servicio a personas mayores, niños y discapacitados pregunten a ver si muchas tiendas en la ciudad lo hacen cómo está establecido”.

María Camila Martínez: “Supongo que esta señora es habitante de la calle, y parece tener problemas psiquiátricos. Y me imagino que todos los que están criticando no le van a dar entrada a sus baños”.

Visser Maya: “No soy psicóloga pero en lo que puedo ver esta señora no está bien con lo que se limpia se lo mete en la boca”.

Carlos Alberto: “La señora tiene problemas mentales se la pasa por el sector”.

Adolfo Penagos Rico: “Eso es un daño de estómago inesperado hay que entender”.

Ricardo Carrillo: “Así hubiese mil baños públicos siempre va a haber alguien que se mea o se hace en el piso. Así lo vi y lo viví en una oficina pública en donde hombres y mujeres daban mal uso a unas baterías sanitarias recién hechas para el público y a los días a estas ya daba miedo entrar”.

Fredy Alfonso Villamil: “Esta señora permanece en el centro y psicológicamente tiene problemas”.

Ana Marta Palacio Beleño: “¿Por qué aquí no funciona el código de Policía?”.

Hugo Arrieta Armenta: “Mientras no tenga empanada en mano todo bien”.

Rafael Eduardo Martínez Salazar: “¿Y los baños públicos?”.

Camilo Andrés Rincones Camargo: “Eso no es de Dios”. Con todo respeto esa señora debe tener problemas mentales”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad