¡Qué mejor razón para detener el tráfico!

#MiraMiRed
Tamaño Letra
  • Font Size
El felino era demasiado pequeño para que lo vieran y hubiera terminado aplastado en la vía, si no fuera por el buen corazón de este agente de tránsito.

Varios motociclistas esperaban el cambio de semáforo, cuando el policía saltó a la avenida, paró frente a ellos, se agachó y recogió la bolita de pelos.

Era un gato callejero blanco,que andaba perdido en medio del tráfico que para su fortuna, tuvo en el uniformado a un salvador.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección

Publicidad