5 buenas razones para dejar de usar skinny jeans

Moda y Estilo
Tamaño Letra
  • Font Size

Los skinny jeans han estado en nuestra ropa por poco más de una década, y aunque varios diseñadores y fashionistas han tratado de desbancarlos, hay muchísimas chicas que se rehúsan a dejarlos ir.

 

Por eso, aquí te damos buenas razones para dejar de usarlos:

  1. Pueden causar daño a los nervios: Aunque tus jeans deberían ser demasiado ajustados para causar daño a los nervios, es posible desarrollar síndrome compartimental, que reduce el suministro de sangre a los músculos de las extremidades, causando inflamación y daño a los nervios de las piernas y pantorrillas. Además, pueden causar entumecimiento y hormigueo, así como dolor en los muslos y el área de la ingle por los pliegues que se hacen cuando son muy apretados.

     
  2. Provocan agruras: Cuando comes mientras usas pantalones demasiado apretados, tu cuerpo tiene problemas para digerir, ya que ejerce una presión extra en tus órganos internos, así que podrías tener acidez estomacal y reflujo ácido.

     
  3. Dañan tu autoimagen corporal: Esto tiene que ver más con tu salud mental, pues obligar a la mitad de tu cuerpo a entrar en ropa súper ajustada y restrictiva puede llevar a sentimientos de inseguridad y a una percepción negativa de tu imagen corporal, ya que sin importar qué tan delgada seas éste tipo de jeans te sacan rollitos y cortan tu cintura cuando te sientas, lo que te hace sentir más rellenita de lo que realmente eres. 

     
  4. Podrían dañar tus músculos: A lo largo del día, los músculos necesitan espacio para expandirse y contraerse. Los jeans ajustados pueden restringir tanto tus músculos que podrían causarles un daño severo, ya que actúan como medias de compresión y no permiten una circulación sanguínea óptima.
  5. Afectan la sensibilidad en las piernas: Mira cómo se sienten tus piernas cuando usas jeans ajustados, si notas adormecimiento u hormigueo durante el día, es hora de cambiarlos.