Así se ve la primera radiografía 3D a color

Tecnología
Tamaño Letra
  • Font Size

El uso de imágenes por rayos X es, desde hace más de un siglo, un recurso efectivo para realizar un diagnóstico preciso sobre el estado de los huesos y determinar si hubo alguna fisura o fractura.

Lo mismo aplica para los escáners de resonancia magnética, cuando se requiere de mayor detalle y datos para determinar un tratamiento.

Sin embargo, una serie de representaciones llamativas de partes del cuerpo humano en tres dimensiones y a color dejan atrás en nivel de detalle a los anteriores sistemas de imágenes de rayos x a color y en tres dimensiones. La compañía neozelandesa Mars Bioimaging desarrolló una tecnología que funciona de forma similar a los actuales equipos de radiografías, pero que permite obtener una representación 3D y a color.

¿Cómo fue posible crear este tipo de imágenes? Según sus creadores, este prototipo logra interpretar los cambios que tienen las ondas de rayos x cuando atraviesan el cuerpo humano con una precisión tal que puede diferenciar un hueso, músculo, grasa o líquidos. En base a un software y la interpretación de estos datos, el equipo de Mars Bioimaging puede obtener este grado de detalle.

Este desarrollo fue posible gracias al chip Medipix3, que fue desarrollado en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) para ser utilizado en el colisionador de hadrones LHC de Ginebra, Suiza.

Los creadores de esta tecnología esperan que este tipo de escáners ofrezcan más información y recursos a los médicos a la hora de analizar un diagnóstico tradicional basado con imágenes de rayos X, como en la detección de tumores, enfermedades vasculares u óseas.