¿Qué le pasa a Justin Bieber?

El cantante canadiense Justin Bieber en el Estadio Nacional de Santiago (Chile). EFE/Lucas Galvez

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
El cantante ha anunciado recientemente que padece la enfermedad de Lyme, una infección que se transmite a través de la picadura de algunos tipos de garrapatas y que ocasiona distintos problemas en el organismo.

Por Purificación León.
EFE/REPORTAJES
“Mientras que mucha gente no para de decir que el aspecto de Bieber es terrible, que consume metanfetamina, etc., de lo que no se dan cuenta es de que recientemente he sido diagnosticado con la enfermedad de Lyme”, escribió Justin Bieber en su cuenta de Instagram.
“No solo eso, sino que tuve un grave caso de mononucleosis crónica que afectó a mi piel,funciones cerebrales, energía y al conjunto de mi salud”, añadió.
Enfermedad provocada por una bacteria
El canadiense ha aprovechado la ocasión para promocionar su nuevo proyecto. “Todo esto se explicará en una serie documental que colgaré pronto en YouTube”, manifestó.
Bieber confiesa que han sido un par de años duros, “pero estoy recibiendo el tratamiento correcto que ayudará a tratar esta enfermedad que, por ahora, es incurable y regresaré mejor que nunca”.
La enfermedad de Lyme es una infección provocada por una bacteria llamada Borrelia burgdorferi, que entra en el organismo humano a través de la picadura de distintos tipos de garrapatas que, a su vez, la adquirieron tras picar a animales infectados.

 Justin Bieber botando el balón en el estadio de Los Angeles Lakers en California, USA en 2018. EFE/EPA/MIKE NELSON.

Un signo característico de esta enfermedad es una lesión cutánea que se denomina eritema migratorio.
“Aparece en el punto de la picadura y se caracteriza por el desarrollo de una pápula eritematosa que se expande por los bordes y se aclara por el centro adoptando en muchos casos el aspecto de una diana. Aparece a los pocos días de la picadura y raramente más tarde de tres semanas”, detallan los especialistas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).
Para diferenciarlo de las reacciones cutáneas provocadas por la picadura de otros artrópodos, “se considera que el eritema migratorio debe tener un tamaño mayor o igual a cinco centímetros. La lesión es indolora y puede adoptar diferentes tonalidades”, añaden.

Los especialistas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica señalan que, en casi la mitad de los casos, el eritema migratorio viene acompañado de otras manifestaciones como febrícula, debilidad y dolor en las articulaciones.
Los facultativos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) añaden que días o, incluso, meses después de la picadura de la garrapata pueden aparecer otros síntomas como dolores de cabeza intensos; rigidez del cuello; artritis con dolor intenso e inflamación en las articulaciones, particularmente en las rodillas y en otras articulaciones grandes.
Tratamiento en función de la fase e intensidad de los síntomas
Otros síntomas de la enfermedad son: dolor intermitente en los tendones, músculos, articulaciones y huesos; pérdida del tono muscular o caída de uno o ambos lados del rostro; palpitaciones; episodios de mareos; dificultad para respirar; inflamación del cerebro y la médula espinal; neuralgia (dolor a lo largo de la ruta de un nervio); dolor punzante, adormecimiento u hormigueo en las manos o los pies y problemas con la memoria a corto plazo.
Los expertos de Sanitas, empresa especializada en seguros de salud, indican que el tratamiento consiste en administrar antibióticos durante un periodo que puede oscilar entre 10 días y 4 semanas, dependiendo de la fase de la enfermedad y de la intensidad de los síntomas.
Puede empezar a aplicarse en las primeras 72 horas tras haber retirado la garrapata de la piel.
“Si el diagnóstico de la enfermedad de Lyme se produce en su fase inicial, el tratamiento con antibióticos será muy efectivo. Pero si no se trata a tiempo, la infección puede extenderse al cerebro y al sistema nervioso y será más difícil eliminarla”, expresan.

Un signo característico de esta enfermedad es una lesión cutánea que se denomina eritema migratorio.
  Justin Bieber en el Staples Center de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE/Paul Buck

Además, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica puntualiza que un pequeño porcentaje de pacientes que han sufrido la enfermedad de Lyme puede sufrir un síndrome postinfeccioso que se caracteriza, sobre todo, por astenia (debilidad y fatiga)duradera a pesar de haber recibido un tratamiento adecuado.
“Ningún ensayo clínico avala volver a tratar a estos pacientes”, destaca esta entidad.
Desde donde, además, añaden que la enfermedad de Lyme se puede prevenir mediante medidas de protección personal que nos ayuden a evitar las picaduras de garrapatas.
No obstante, en el caso de ser picado por una garrapata, “esta debe retirarse lo antes posible y cuidadosamente, con pinzas, evitando su manipulación”, apuntan.
En este sentido, los especialistas de los CDC recomiendan utilizar una pinza de punta fina para sujetar la garrapata lo más cerca posible de la superficie de la piel.
A continuación hay que tirar hacia arriba de manera constante. “No retuerza la garrapata ni le dé un tirón pues esto puede hacer que partes de la boca se separen del resto del cuerpo y queden dentro de la piel”, advierten.
“Nunca aplaste una garrapata con los dedos”, subrayan.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad