Cogitacionanes al garete (XXXVI)

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oliverio del Villar Sierra

Oliverio del Villar Sierra

Columna: Trinchera

e-mail: samario1525@hotmail.com

Teoría y praxis; idea y acción; proposición y empirismo; hipótesis y realidad; suposición y materialidad; ensayo y escarmiento; experiencia y moraleja, he ahí el todo de la autenticidad de la síntesis substantiva. Irrefragable, cierto?

No es que quien no conozca la historia esté condenado a repetirla, sino que desconocerla es imposibilitarse para aprovechar lo positivo de lo que fue o para desechar lo negativo de lo que hubo con miras a actuar en el presente con certeza y hacia el futuro sin error.

Hablar por docta y erudita interpuesta persona citando sus valiosos criterios intelectuales para criticar y combatir lo que tú también rechazas y condenas pero que dicho por ti -en tanto modesto y cuasi anónimo expositor sin renombre ni arandelas académicas- resulta ser metodología más idónea y acertada para imponerte a tus contradictores. Asístete entonces de tu ilustre fuente y así acallarás a quienes hacen oídos sordos a tu exposición dado que niegan su vergataria verosimilitud coceando necios contra el aguijón… Y veamos un ejemplo irrefragable:

Las 10 Estrategias de Manipulación Mediática de las Masas:

1. La estrategia de la distracción. El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio “futuro” que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento. Noam Chomsky (Ver Google)

Lo anterior, “y lo que chórrea” (recordemos que restan por mostrar, “6 estrategias manipuladoras”), se aplica al dedillo a la manipulación psicoterrorista, falaz, torcida, desinformadora y truculenta que del actual PARO NACIONAL han hecho, hacen y harán los satánicos alienadores, estupidizadores, disociadores y corruptores del pueblo colombiano: “Völkischer Beobachter” (léase, El Tiempo); “Gleiwitz Rundfunkstation” (léase, CARACOL Radio y TV); “Volksempfanger Rundfunkstation und Fernsehstation” (léase, RCN Radio y TV); “Der Stürmer” (léase, El Espectador) y “Signal” (léase, revista Semana)… ¿Cierto que estamos en lo cierto? (Favor consultar a Joseph Goebbels)

Más Noticias de esta sección

Publicidad