Estudiante con discapacidad visual desarrolla una pasión que no conoce límites

Bryan Castaño García, con tan solo 17 años, se ha convertido en una promesa del deporte paralímpico

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size

Para Bryan Castaño García, ser ciego no le impidió ser la revelación en un torneo de fútbol sala realizado en Bogotá.

Desde su ingreso a la Universidad del Magdalena, Bryan Castaño García tenía la firme convicción de encontrar una Institución sin índole de discriminación, pensamiento que confirmó, luego de experimentar los diferentes procesos de inclusión que se ejecutan en la Casa de Estudios Superiores, lugar que ha fortalecido su pasión por el fútbol sala.

Con tan solo 17 años, este joven samario estudiante de tercer semestre del programa de Ingeniería de Sistemas, se ha convertido en una promesa del deporte paralímpico en el Magdalena, al ser elegido recientemente como la revelación de la Copa Colombia de Fútbol 5 para ciegos llevada a cabo en Bogotá, en donde representó a Santa Marta y el Departamento.

A esa competición

Participó con el Club Deportivo Fundadivi, un proyecto creado con el fin de fomentar, patrocinar y organizar la práctica del fútbol en ciegos de la ciudad. El equipo está conformado por diez jóvenes en condición de discapacidad visual y un cuerpo técnico – directivo, quienes se preparan arduamente en diferentes escenarios deportivos, entre ellos el de la Universidad del Magdalena.

“El fútbol es una pasión, no es fácil levantarse un domingo en la mañana a entrenar, pero siento que estoy aprendiendo y cuidándome, representa más que un hobby en mi vida”, expresó.

Bryan

Tiene una discapacidad visual que se debe a un desprendimiento de retina producido al nacer, sin embargo, ha logrado llevar una vida normal en donde la academia, el fútbol y sus padres son prioridad.

A su temprana edad, tiene metas claras y posibles. Para anotar, la creación de un software o un GPS avanzado que permita beneficiar a las personas ciegas. Es consiente que “en la vida no se debe rendir y hay que luchar por lo que quiere, con esfuerzo y Dios todo es posible”. “Tener una discapacidad no te hace incapaz, simplemente te limita a un sentido, pero te ayuda desarrollar otro y eso es lo que debe aprovechar uno”, aseguró. 

En cuanto a lo académico

Bryan se define como un estudiante aplicado, con mucha voluntad de aprender y sueña con alcanzar a estudiar una especialización o maestría, considerando que la preparación va de la mano con el éxito profesional.

Inclusión con la población con discapacidad visual

La Universidad del Magdalena, en el marco de su plan de gobierno “Por Una Universidad más Incluyente e Innovadora”, liderada por el rector Pablo Vera Salazar, brinda importantes oportunidades, a través del Acuerdo Superior 021, por medio del cual exoneran a la población en condición de discapacidad del pago de inscripción para presentar el examen de admisión y una vez obtienen el cupo tienen un descuento del 90 por ciento en la matrícula y acceso prioritario al programa de almuerzos y refrigerios gratuitos.

Los estudiantes con discapacidad visual o baja visión también cuentan con herramientas tecnológicas que facilitan su aprendizaje. La Universidad dispone de computadores con los softwares Jaws, que lee en voz alta todo lo que aparece en la pantalla; y Magic Visual, que permite aumentar hasta 16 veces el tamaño de las letras y cambiar los contrastes de la pantalla, los cuales están disponibles en la biblioteca y en la sala de informática de la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas.

Más Noticias de esta sección

Publicidad