“Cogitaciones al garete” y “Apotegmas a la deriva ” (XI)

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Oliverio del Villar Sierra

Oliverio del Villar Sierra

Columna: Trinchera

e-mail: samario1525@hotmail.com

Por: Oliverio del Villar Sierra

Cogitaciones al garete

Quítale a un Juez su imparcialidad y le habrás dado al culpable las llaves de sus esposas y al inocente le habrás remachado sus grillos.

Maestro, médico y juez, he ahí la santísima trinidad terrenal.

La imprecisión de la balanza de la justicia esta sobrada en una tonelada, dos quintales, tres arrobas, diecisiete libras y trescientos cincuenta gramos de corrupción.

Al perro flaco se le pega la justicia.

Todo se sabe en este mundo: Batman y Robin son ‘gays’; el Pingüino y Guasón son ‘trans’; Mandrake también es ‘gay’ y Lotario su pareja;  Narda es lesbiana y para rematar, Gatúbela es hermafrodita… ¡Nojodaaa… este mundo está perdido!

Hay quienes comulgan, no con ruedas de molino, sino con sus aspas.

El monopolio del oligopolio lo tiene el monipodio.

Si los cachacos supieran lo que los costeños pensamos de ellos, nos amarían con más odio.

El hombre es sedentario pero el hambre es nómada.

El pueblo está en la olla dentro de una caldereta que esta metida en un garrafón.

La promiscuidad transmite el sida pero la televisión, el cretinismo.

Antes era: le incoaron un ‘dossier’; ahora es: le abrieron un ‘Facebook’.

El chiclán se presentó a Profamilia: “Vengo a que me suban la otra chilanga”.

En el principio fue Adán, después Eva, luego la culebra, más tarde Caín y por último Trump.

¡Sieg Heil, Adolf Trump!

Apotegmas a la deriva

En mi lista tengo más líderes sociales colombianos por salvar que judíos. Schindler

¡Por la restauración moral de la República: ¡A la degollina! Jorge Eliécer Gaitán

La ley es para los de ruana; la impunidad para los de frac. Jorge Eliécer Gaitán

Yo no incito al pueblo indio al ayuno; son los ingleses quienes nos fuerzan al hambre. Gandhi

Al hijo de Lindbergh lo secuestró ‘Gabino’ y se lo entregó a Maduro, quien lo asesinó no obstante habérsele pagado por el rescate del infante, dinero que luego Piedad Córdoba trajo de Venezuela al ELN escondido en su turbante de palenquera. Fernando Londoño Hoyos.

Pablo Escobar le entregó a ‘Santrich’ 500 toneladas de coca para que se las enviará a Al Capone en EE.UU. vía Venezuela por orden de Maduro. Nestor Humberto Martínez

Lo grave no es que el vulgo metamorfosée en chusma anarquista, lo peligroso es que la plebe mute en horda constitucionalista. Miguel Antonio Caro

El neoliberalismo es la etapa superior del canibalismo. Aníbal Lecter

Hay otros que son peores que huno. Atila

Quien se resigna a la esclavitud se encadena a la libertad. Espartaco

Todo hombre o mujer tienen su precio a menos que se les compre por el valor de su sexo, en cuyo caso, solo es cuestión de pedir rebaja. Richelieu

¡Dadme un Nule y os moveré el contrato! Arquímedes

No te culpes por tu inepcia, sindica de ella a tu nesciencia. Pico della Mirandola

La sensualidad del sexo femenino esta condicionada por la sensualista sexualidad de su feminista sexualismo. Gregorio Marañón

A la mujer celosa hay que apuñalearla con cianuro o en su defecto, envenenarla a bala. Barba Azul

Hay una promiscua tendencia unisexual hacia heterosexualidad homosexual de la intersexualidad monogámica bisexual lesbiana. Florence Thomas.

Apres moi, Simone de Beauvoir. Florence Thomas

Cherchez la Florence Thomas. Alejandro Dumas

Si a la güera Florence Thomas me la traen a Jalisco, a esa tuna con espinas me la como de un mordisco. Jorge Negrete

La inapetencia de la impotencia por la apetencia de la concupiscencia, es consecuencia de la demencia  por la licencia de la indecencia sin clemencia de la incontinencia. Sor Florencia de Valencia

Si Monroe dijo, “América para los americanos”, yo sostengo: “El mundo para los yanquis”. Adolf Trump

Si la historia fuera cierta, el mito sería verdadero. Heródoto

La fábula tiene de mentira lo que la historia de verdadera. Esopo

Una cosa es el sofista y otra el ergotista: aquél disfraza la mentira, éste enmascara la farsa. Protágoras

Lo que no se recuerda jamás se olvida. Alzheimer

Más Noticias de esta sección

Publicidad