Segundo Domingo de Adviento: “Una voz grita en el desierto”

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Este segundo Domingo de Adviento, “una voz grita en el desierto”, dice el Evangelio. Es la voz de Juan Bautista que llama a la conversión y por ello se invita a los fieles a preparar el corazón para el señor Jesús, con el sacramento de la Reconciliación.


Con el evangelio de hoy, según lo explica el padre Leonardo García, la Iglesia motiva a la reconciliación con Dios mediante la confesión. La cual nos devuelve la amistad con el Señor, que se había perdido por el pecado.

“En este contexto, el encendido de la segunda vela morada de la Corona de Adviento es signo del proceso de conversión que se está viviendo. Para estos días se recomienda buscar los horarios de confesiones del templo más cercano para aprovechar las gracias que Dios derrama en el Sacramento de la Reconciliación”, apuntó el presbítero.

Por lo anterior, de esta manera, cuando llegue la Navidad, se podrá estar bien preparado interiormente, unido a Jesús y los hermanos en la Eucaristía.

Reflexión

La venida de Cristo exige una continua conversión. El tiempo del Adviento, es una llamada a la conversión para preparar los caminos del Señor y acoger al Señor que viene. El Señor ya no quiere nacer en una cueva, el Señor quiere nacer, ahora, en cada uno de los corazones de los hombres.

Más Noticias de esta sección

Publicidad