Estudiantes de medicina recibieron Batas Blancas

Estos estudiantes inician ahora una nueva etapa en la que les toca poner a prueba todos los conocimientos adquiros en su formación académica.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Los estudiantes comenzarán una nueva etapa en la que en su año de internado rotatorio estarán en hospitales y clínicas de diferentes ciudades de Colombia.

La Universidad del Magdalena realizó el acto de imposición de Batas Blancas a los estudiantes del programa de Medicina, quienes durante un año estarán representando a la institución en diferentes zonas del país, reafirmando mediante este acto el compromiso laboral y humanístico de esta casa de estudios superiores.

El acto de imposición de batas representa la pureza, honestidad y seriedad que debe caracterizar el ejercicio de la medicina. A partir de ahora, el usar este símbolo les confiere a los estudiantes un inmenso poder de intervenir en la vida de otros seres humanos, acto que deberán hacer y enfrentar con respeto, responsabilidad, fortaleza y dignidad como es digno de un profesional de este centro de educación superior.

El evento tuvo lugar en el Auditorio Julio Otero Muñoz y estuvo presidido por la enfermera magíster Ángela Romero Cárdenas, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, la doctora Karín Rondón Payares, directora del Programa de Medicina y el médico especialista Gabriel Celemin, coordinador de la cátedra de Medicina Interna y docente de planta de la Alma Mater.

Los integrantes de esta cohorte, la número 24 del programa, en compañía de sus seres queridos, recibieron de manos de los directivos y docentes las Batas Blancas, que representan los valores éticos a los que deben sujetarse y un alto grado de compromiso profesional y social.

Los futuros médicos realizarán su internado rotatorio en entidades prestadoras de servicios de salud como: Hospital Universitario de Santander– Bucaramanga, Hospital Universitario del Caribe- Cartagena, Hospital Universitario Fernando Troconis – Santa Marta, E.S.E Hospital Niño Jesús de Barranquilla y el Hospital Universitario Nacional de Colombia.

Estos jóvenes asumirán los nuevos retos que le impone el mundo laboral, por ello fueron formados bajo estrictos estándares de calidad académica, científica y humana, son conscientes de la importancia que deben ejercer como profesionales en las diferentes esferas de la sociedad, en las cuales identificarán necesidades y tendrán que formular estrategias para satisfacerlas, con la ventaja que llevan como sello de su formación el área de salud familiar, siendo capaces de tratar integralmente a un paciente, a su familia y su entorno.

Una de los estudiantes que recibió imposición de bata fue Melisa Pinto Rosado, quien realizará su internado en el Hospital Universitario de Santander, ella manifestó su orgullo por pertenecer a esta Institución de Educación de alta calidad.

“Es un momento totalmente inexplicable, una felicidad absoluta y un agradecimiento por todo lo que hemos aprendido, la Universidad ha sido nuestro más grande apoyo, cuenta con docentes que tienen un don para enseñar, sin ellos, sin todos los medios que nos dieron para formarnos hoy como médicos internos, no estuviéramos aquí”, señaló la futura médica.

A su turno, Sandra Correa, madre del joven Mateo Palacio Correa, expresó su sentir frente a este acto solemne, manifestando que la Universidad del Magdalena cuenta con múltiples convenios internacionales que los jóvenes no pueden desaprovechar.

“Yo agradezco a Dios, a esa ayuda que Él provee, y al esfuerzo y la perseverancia de estos chicos por tantos años y que hoy reciben su recompensa, por la pasión que han puesto en esta profesión, estoy agradecida con el cuerpo docente, mucha calidad en la formación y la parte humana”, puntualizó.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad