“Tengo muchos retos y metas como Señorita Colombia”: Daniela Tafur

Gabriela Tafur Nader, Señorita Colombia 2019.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Desde su llegada a Cartagena la representante del Valle del Cauca se ganó el reconocimiento y favoritismo del pueblo cartagenero y de los expertos en reinas.

“Recibo esto con mucho honor, con todo el honor que se merece ser la nueva Señorita Colombia. Estoy muy contenta de llevar la décimo segunda corona para mi departamento, y, bueno, estoy un poquito como en un sueño”, manifestó, Daniela Tafur Nader en sus primeras palabras como Señorita Colombia.

Gabriela aún se encentra asimilando el hecho de haber sido coronado como la mujer más bella de Colombia, un proceso que la ha llenado de mucha felicidad, pues ya ha tenido tiempo de hablar con sus familiares, y leer los mensajes en redes sociales los cuales en su mayoría son positivos.

Con respecto a su participación, Tafur Nader, indicó “Yo creo que lo que me hizo resaltar fue la entrega, en ningún momento fingí el amor que le siento a la gente, siempre estuve siendo yo, auténtica, entonces creo que eso me hizo resaltar y eso lo notaron los jurados”.

Uno de los grandes estandartes de la nueva Señorita Colombia, será la lucha contra el maltrato a la mujer y cree que este título le servirá bastante para ese sueño de un mundo sin violencia. Sí, para Gabriela la corona del CNB es mucho más que un simple adorno. Sirve para mucho más. Sirve para transformar.

La recién elegida señorita Colombia, usó su cuenta de Instagram para expresar su felicidad al alcanzar el trono en el Reinado Nacional de Belleza.

“Ayer era Valle, hoy soy Colombia. Tengo el corazón hinchado de felicidad y las manos temblorosas de recibir este gran honor, llevar la banda sobre mi pecho y la corona en mi cabeza”, inició su mensaje.

Aseguró sentirse dichosa de emprender el nuevo reto como Señorita Colombia y de asumir “las causas sociales en las que se embarca el Concurso Nacional de Belleza y de ser una voz en contra de la violencia de género”.

También aprovechó para agradecer al Reinado al creer en ella, a “Combelleza por depositar su confianza, al grupo de preparadores opr ayudarme a cumplir este sueño, y gracias a mi familia y amigos por ser un apoyo incansable. ¡Te amo Colombia!”, dijo la nueva Señorita Colombia, quien se lleva la décimo segunda corona para el Valle, convirtiendo al Valle del Cauca se posiciona como el departamento con el mayor número de coronas a nivel nacional.

Más sobre Gabriela

Es la hija ‘sándwich’ en el hogar conformado por Octavio Tafur, ingeniero civil, propietario de la constructora Megaconstructores y de la comerciante Olga Liliana Náder, dueña del almacén de decoraciones Oly, en la ciudad de Cali.

Su hermano mayor es Michel Tafur, ingeniero industrial de la Universidad de Los Andes, y su hermana Valentina, menor que ella tres años, estudia, becada Mercadeo y Relaciones Públicas en una universidad de EE. UU.

Tiene un hermano medio por parte de padre, Octavio Tafur, quien es el mayor de todos los hermanos. Él es propietario de diferentes negocios.
Daniela Tafur, es egresada del Colegio Bolívar, toca el violín desde los 4 años cuando ingresó a la Academia Arboleda. Luego, comenzó clases de piano, hasta los 18 años cuando se fue a Bogotá a estudiar derecho, en la Universidad de Los Andes.

En medio de sus afanes laborales (trabaja en el área jurídica de Microsoft Colombia) y en la Universidad de Los Andes (desde hace casi dos años es coordinadora de la especialización en derecho comercial).

“Soy una mujer sencilla, descomplicada, muy tranquila y relajada... Hoy me veo aquí, siendo Señorita Colombia y no sé ni cómo llegué”, dijo entre risas.

El sinsabor de Magdalena

Muchos expertos en reinas, críticos y exreinas, se quedaron con el sinsabor de no ver a María Camila Cárdenas, señorita Magdalena, entre las cinco finalistas, puesto que desde su designación como representante de este departamento dio de qué hablar, llegó a Cartagena siendo favorita y muchos la daban en su top 5, sin embargo, al conocerse el nombre de la corte real, su nombre no figuró, y catalogaron de ‘el palo’ de la noche, a la Señorita Cartagena, quien no sonaban para estar entre las más bellas.

De María Camila resaltaron su belleza indígena, su tonificado cuerpo, su espontaneidad, carisma y seguridad, en cada salida que tenía demostraba por qué estaba en el concurso, sin embargo, el jurado calificador eligió a otras candidatas para ser parte de este selecto grupo. 

Más Noticias de esta sección

Publicidad