Las frases que nos dejó Francisco en su visita a Colombia

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
Palabras emotivas, reflexivas y sencillas ofreció el Santo Padre a niños, jóvenes, pobres, víctimas, religiosos y todos los colombianos en general durante su viaje pastoral a cuatro ciudades del país.


Tan solo cuatro días y medio bastaron para que el papa Francisco dejara profundos mensajes de reflexión a todo el país. 

En su estadía, su Santidad ofreció al menos 15 discursos en reuniones, encuentros y homilías, cargados de frases memorables. 

Cada intervención estuvo cargada de frases emotivas y reflexivas, pero sobre todo sencillas y fáciles de comprender.

En las agendas que cumplió en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, el Santo Padre dirigió sus palabras a los niños, los jóvenes, los pobres, las víctimas, los religiosos y todos los colombianos en general, llamando a la reconciliación, la inclusión, la esperanza, la alegría, la renovación y la esperanza.

EL INFORMADOR hizo una recopilación de algunas frases que nos dejó el Sumo Pontífice a los colombianos.

EL INFORMADOR hizo una recopilación de los mensajes de Su Santidad durante su visita apostólica a Colombia.

6 de septiembre, Bogotá.

“No se dejen vencer, no se dejen engañar, no pierdan la alegría, no pierdan la esperanza”, dijo el papa Francisco el día de su llegada, a un grupo de jóvenes que lo esperaba en las puertas de la Nunciatura Apostólica en Bogotá.

7 de septiembre, Bogotá.

“Por favor mantengan viva la alegría, es signo del corazón joven, del corazón que ha encontrado al Señor”, dijo su Santidad a quienes asistieron al encuentro con los jóvenes el jueves en la plaza Bolívar de Bogotá.  

“¿Cómo no van a poder cambiar esta sociedad y lo que ustedes se propongan? ¡No le tengan miedo al futuro! ¡Atrévanse a soñar a lo grande!”, le reiteró el Sumo Pontífice a la Juventud. 

“Ayúdennos a nosotros, los mayores, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono. Los necesitamos”, le pidió el Santo Padre a los jóvenes.  

 “Ustedes no son técnicos ni políticos, son pastores”, les recordó más tarde ese día el obispo de Roma a sus sacerdotes.

“La Amazonia es para todos nosotros una prueba decisiva para verificar si nuestra sociedad, casi siempre reducida al materialismo y pragmatismo, está en grado de custodiar lo que ha recibido gratuitamente, no para desvalijarlo, sino para hacerlo fecundo”,

fue la reflexión que le dejó Francisco a los colombianos ese día. 

“No nos es lícito dejarnos paralizar por el aire acondicionado de las oficinas, por las estadísticas y las estrategias abstractas. Es necesario dirigirse al hombre en su situación concreta; de él no podemos apartar la mirada”, les aclaró el Santo Padre a los obispos.  

“La mujer es la que le da armonía al mundo, no está para lavar platos”, dijo el Sumo Pontífice a los hombres, a favor de las féminas.

8 de septiembre, Villavicencio.

 “La violencia engendra más violencia, el odio más odio, y la muerte más muerte. Tenemos que romper esa cadena que se presenta como ineludible, y eso sólo es posible con el perdón y la reconciliación”, le dijo el Papa a las víctimas en su paso por Villavicencio.  

“Es un reto para cada uno de nosotros confiar en que se pueda dar un paso adelante por parte de aquellos que infligieron sufrimiento a comunidades y a un país entero”, fue la frase del vicario de Cristo sobre el proceso de paz en Colombia. 

“Verdad es contar a las familias desgarradas por el dolor lo que ha ocurrido con sus parientes desaparecidos. Verdad es confesar qué pasó con los menores de edad reclutados por los actores violentos. Verdad es reconocer el dolor de las mujeres víctimas de violencia y de abusos”, afirmó su Santidad sobre el proceso de paz en Colombia. 

“Queridos colombianos: no tengan temor a pedir y a ofrecer el perdón. No se resistan a la reconciliación para acercarse, reencontrarse como hermanos y superar las enemistades”, fue el mensaje de Francisco para todo el país.  

“¡Basta una persona buena para que haya esperanza! ¡Y cada uno de nosotros puede ser esa persona!”, fue el llamado del papa a los colombianos.

9 de septiembre, Medellín.

“La relación con Dios no puede ser un apego frío a normas y leyes, ni tampoco al cumplimiento de ciertos actos externos que no llevan a un cambio real de vida”, le dijo el sábado a sacerdotes, monjas, laicos y consagrados en un encuentro en Medellín.

“La renovación supone sacrificio y valentía, no para considerarse mejores o más pulcros, sino para responder mejor al llamado del Señor”, le aclaró el Papa a los religiosos.  

“Ahora también la Iglesia es ‘zarandeada’ por el Espíritu para que deje sus comodidades y sus apegos. La renovación no nos debe dar miedo”, afirmó el Papa el sábado ante más de un millón de fieles en Medellín. 

“No podemos aprovecharnos de nuestra condición religiosa y de la bondad de nuestro pueblo para ser servidos y obtener beneficios materiales”, señaló por su parte en un hogar religioso. 

“Jesús no abandona a nadie que sufre, mucho menos a ustedes niños y niñas”, le dijo el Papa a un grupo de menores que encontraron refugio en una casa hogar en Medellín.

10 de septiembre, Cartagena.

“No necesitamos un proyecto de unos pocos, para que los pocos puedan testimoniar y se apropien de los testimonios de los otros, se trata de un acuerdo para vivir juntos”, dijo el Santo Padre en su homilía en Cartagena. 

“Este desastre cultural no se arregla con plomo y plata, sino con educación para la paz construida en los escombros de un país enardecido, donde nos levantamos temprano para matarnos los unos a los otros”, aclaró Francisco sobre la situación de Colombia. 

“Condeno con firmeza esta lacra que ha puesto fin a tantas vidas, y que es sostenida por hombres sin escrúpulos”, fue la frase con la que su Santidad rechazó el problema de las drogas. 

“No se puede jugar con la vida de nuestro hermano, ni manipular su dignidad, hago un llamado para que se busquen los modos para terminar con el narcotráfico”, reiteró el Papa sobre el tema.

Por: Daniela A. García Gómez.
Redacción EL INFORMADOR

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad