“Quiero vivir la vida de otra manera”: Padre Alberto Linero

Padre Alberto Linero Gómez.

Entretenimiento
Tamaño Letra
  • Font Size
El presbítero samario anunció que dejará de ser sacerdote luego que termine su año sabático. Decidió no ejercer su labor eclesial para reflexionar sobre cómo sería su vida sin sotana.

El famoso y polémico presbítero Alberto Linero, conocido por su presencia en televisión, radio y redes sociales en Colombia, anunció ayer que ha decidido dejar el sacerdocio.

A través de una entrevista concedida en Blu Radio, en donde trabaja, Linero anunció que presentó una carta pidiendo la dispensa de su sacerdocio al superior de la congregación eudista a la que pertenece.

El padre, conocido por su participación en el programa Día a Día en Caracol TV y por haber celebrado durante años la misa diaria en esta televisora, dijo en Blu Radio: "He enviado una carta a mi padre general, el padre Jean-Michel Amouriaux, pidiendo que me dispense de mis promesas sacerdotales. El padre no me ha respondido, no tengo respuesta todavía”.

Linero dijo además: “por primera vez que voy a hablar de eso así, frontalmente y con claridad, y espero que sea la última también, porque no quiero hablar de eso más, porque al fin y al cabo esa es mi vida, es mi interior, eso me genera muchas emociones”.

"Yo he vivido los últimos 33 años de mi vida vinculado a la comunidad eclesial, he sido feliz, he sido un tipo que tiene mucho que agradecer a la Iglesia, a la comunicación de los padres eudistas. He sido realmente pleno, pero hoy he querido, y entiendo, vivir la vida de otra manera. Hacer otras cosas en mi vida personal”, dijo Linero.

“Yo soy un católico feliz, seguiré siendo católico y seguiré teniendo una experiencia de fe y soy feliz. Es decir, no soy un tipo amargado”, agregó.

Por la soledad

“Me mamé de cosas mías, de soledades, de cosas que no entiendo, me cansé y punto. La gran tragedia mía ha sido la soledad en los últimos tiempos”, manifestó el Padre Linero.

“Yo los últimos cuatro años de mi vida he estado atravesando un desierto de soledad muy grande, existencialmente muy grande, rodeado de mucha gente. Es más, creo que hasta me volví ermitaño. Creo que ni salía. Eso es grave para mí”, prosiguió.
Al ser preguntado sobre el celibato y si eso influyó en su decisión, el aún padre Linero dijo a Blu Radio: “el tema no es sexual, no es genital, el tema no es existencial”.

Sobre su futuro, el presbítero manifestó que no le “asusta” tener una pareja, pues se considera un tipo “común y corriente”.
"No me asusta ese tema. Soy un tipo común y corriente. Seguramente voy a tenerla, no tengo ningún lío. Hoy exactamente no la tengo, pero no sé mañana o pasado. He sido lo más honesto que he podido. No quiero sentirme solo", declaró.

Más Noticias de esta sección

Publicidad