Brasil se suma al apagón global contra los efectos del cambio climático

Piensa Verde
Tamaño Letra
  • Font Size

Brasilia, (EFE).- El Cristo Redentor de Río de Janeiro y otros monumentos de todo Brasil quedaron a oscuras este sábado, en otra edición de la Hora del Planeta, promovida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para alertar sobre el cambio climático.

Además de la estatua del Cristo que corona el cerro Corcovado, los edificios públicos de Río de Janeiro, así como de otras decenas de ciudades en todo el país, apagaron sus luces entre las 20.30 y las 21.30 hora local (entre las 21.30 GMT del sábado y las 0.30 GMT del domingo).

La primera edición de la Hora del Planeta fue realizada en 2007 en Sydney (Australia) y desde entonces se han ido sumando miles de ciudades alrededor del mundo, con la intención de creer conciencia sobre la necesidad de economizar energía y hacer un uso sustentado de ella.

En Brasilia, este sábado quedaron a oscuras durante una hora los palacios presidencial de Planalto; de Itamaraty, donde funciona la cancillería, las sedes de la Cámara de Diputados y del Senado y todos los edificios de la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida en la que se sitúan todos los organismos del poder público.

En Sao Paulo, la ciudad más poblada del país, se apagaron las luces que iluminan monumentos simbólicos como de las Banderas, el Arco de Anhangabaú y el Obelisco do Ibirapuera, al tiempo que, así como ocurrió en otras ciudades, cientos de personas se concentraron con velas en muchas plazas y avenidas.

Uno de los sitios donde la gente se concentró a la luz de las velas fue en torno a un faro de la isla de Fernando de Noronha, un paraíso tropical protegido en el océano Atlántico, que por tercer año consecutivo se unió a la iniciativa de WWF. EFE

Publicidad