Verduras fáciles de plantar en casa con el #RetoPiensaVerdeEI

Piensa Verde
Tamaño Letra
  • Font Size
La plantación de algunas semillas en su patio produce resultados orgánicos, deliciosos y ahorro de dinero. EL INFORMADOR, por medio de su campaña ambiental #RetoPiensaVerdeEI le enseña algunos cultivos y consejos sobre cómo hacerlos florecer.


Tomate


Originaria de América del Sur, esta roja y regordeta planta herbácea perenne es rica en nutrientes como la niacina, potasio y fósforo, antioxidantes como licopeno, pigmentación y caroteno y vitaminas A, C y e. Los tomates pueden aportar un jugoso sabor a una variedad de platos como pastas, bocadillos y ensaladas.
Cavar un agujero para cada semilla, dejando al menos 15 centímetros entre ellas, cubrirlas y presionar firmemente en el suelo. Regarlas con una botella un par de veces por semana.


Rábano



Existentes en tonos rojo, morado y blanco, estos tubérculos fueron cultivados por primera vez hace miles de años en Europa. Los rábanos son una gran fuente de potasio, ácido fólico, magnesio y calcio y son usados comúnmente en aderezos de ensalada o como guarnición para ensaladas.

Los rábanos crecen en el suelo con un nivel de pH de alrededor de 6 o 7.  Se debe escoger un lugar soleado en el jardín y plantar las semillas un centímetro y medio por debajo de la superficie del suelo con dos centímetros y medio de espacio entre cada una. Regar ligeramente cada dos días. Los rábanos se cultivan muy rápidos y deberían estar listos para cosechar en varias semanas. No espere demasiado, o empezarán a deteriorarse.

Remolacha
 

Evolución de las plantas silvestres en el Mediterráneo, la remolacha, tiene una raíz carnosa que puede ser hervida y comida, añadida a una ensalada o utilizada para hacer sopa. La betaina, uno de los nutrientes principales en esta verdura de profundo color rojo o púrpura, es conocida por mejorar la salud cardiovascular.

Limpiar y fortalecer las semillas sumergiéndolas en agua a temperatura ambiente durante un día. Arar la tierra y quitar las piedras de la parte superior. Cada 2 centímetros planta una semilla y regar por lo menos una vez al día.


Zanahoria



Esta verdura de raíz bienal fue domesticada primero durante el siglo x en el Afganistán de hoy en día. Rica en vitamina A, antioxidantes y fibra dietética, el color naranja de la zanahoria es el resultado del caroteno que sintetiza cuando crece. Las zanahorias son deliciosas como un snack saludable,  al vapor o incluso al horno en un pastel.

Dejando varios centímetros entre agujeros, excavar a menos de 2 centímetros de profundidad y un sembrar un par de semillas  en cada uno. Asegúrese de que el suelo permanece húmedo pero recuerde regar menos cuando las zanahorias empiecen a crecer.


Pimientos



Nativos de centro y Sudamérica, estas verduras verdes, amarillas, rojas o naranjas tienen un rango de sabor desde el picante al dulce. Contienen nutrientes como tiamina, folato y manganeso y pueden ser cocinadas con arroz y carne o en ensaladas, salsa y pasta.

Crecen mejor en tierra caliente, sembrar las semillas a 15 centímetros de distancia. Regarlas frecuentemente, mantener el suelo húmedo, o pueden saber amargos una vez cosechados.

Cebolla


La cebolla es rica en fibra dietética, ácido fólico y vitamina C. Estas hortalizas en forma de bulbo añaden sabor a una variedad de alimentos, como salsas, sopas, ensaladas, guisos y mucho más.
Arar la tierra a 15 centímetros de profundidad. Plantar las semillas a un par de centímetros de profundidad y varios centímetros de distancia.