Ancianos carecen de atención médica especializada

En Santa Marta solo hay un médico especializado en geriatría.

Salud
Tamaño Letra
  • Font Size
Colombia solo cuenta con unos 50 geriatras para atender a 3.937.600 abuelos. En Santa Marta, de hecho, solo hay un médico con dicha especialidad.

Por: Daniela A. García G.
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Edgar Fuentes

La población colombiana está envejeciendo de manera sostenida, una realidad que pone en evidencia la necesidad de mejorar las políticas públicas para las personas de la tercera edad, principalmente en lo que se refiera a la salud.

El Censo Nacional de Población de 2018 arrojó que en el país el Índice de Envejecimiento se encuentra en un promedio de 41, es decir, hay 41 personas mayores de 65 años por cada 100 menores de 15.

Las estadísticas más recientes revelan además que en los últimos 13 años se duplicó la cantidad de ancianos, considerando que en 2005 el Índice de Envejecimiento de Colombia se ubicaba en 21, es decir, había 21 personas mayores de 65 años por cada 100 menores de 15.

La tendencia ascendente de la población de la tercera edad, supone un enorme reto para el país, que no cuenta ni con médicos especializados ni con la estructura adecuada para garantizar calidad de vida a los adultos mayores.

Sin geriatras

Datos de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, ACGG, apuntan a que en el país solo hay unos 50 médicos especialistas en geriatría y menos de 10 hospitales que poseen unidad geriátrica.

De acuerdo con los datos del último censo, en Colombia hay de 3.937.600 personas mayores de 60 años, es decir, 9,2 por ciento de la población forma parte de la tercera edad.

Los datos disponibles revelan que en Colombia hay un geriatra por cada 78.752 ciudadanos, mientras que países como Costa Rica o España recomiendan a un especialista por cada 5.000 ancianos.

Para brindar una adecuada atención en salud a las personas de la tercera edad, el país debería tener al menos 900 geriatras.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Javeriana, los escasos 50 médicos en esta especialidad que hay en el país se concentran principalmente en Bogotá y Cali. De hecho, en Santa Marta, por ejemplo, solo hay uno.

Wilmer Albis Ponzón Medina es el único médico en Santa Marta especializado en la atención a personas de la tercera edad.
Wilmer Albis Ponzón Medina es el único médico en Santa Marta especializado en la atención a personas de la tercera edad.

Ancianos desatendidos

Wilmer Albis Ponzón Medina es el único médico en Santa Marta especializado y capacitado para brindar atención médica de calidad a personas de la tercera edad.

Este samario es egresado en Medicina y Cirugía de la Universidad Estatal de Guayaquil, magister en Gerontología de la Universidad de León en España, así como en Geriatría y Gerontología de la Universidad de Oriente en Venezuela, además de especialista en Gerencia de la Calidad y Auditoria de la Salud y en Nutrición Clínica.

“Nuestro sistema de salud no toma en cuenta a los ancianos”, lamenta Ponzón. “Así como los niños son atendidos por los pediatras, los abuelos deberían ser atendidos por los geriatras, pero aquí lamentablemente cuando llega un abuelo lo atiende es un internista”, agrega.

“Hay casos en los que los ancianos van tres veces a la clínica por el mismo dolor y solo les recetan ibuprofeno o diclofenaco, pero resulta que lo único que tienen esos ancianos es que quieren que los oigan y la única forma que tienen de llamar la atención es yendo a una consulta. Esas son situaciones para las cuales muchos médicos no están preparados porque no saben cómo tratarlos”, explica.

En Santa Marta, por ejemplo, ni siquiera la clínica que atiende a la mayoría de los pensionados, entre ellos los del magisterio y del puerto, cuenta con un profesional de la salud en el área de geriatría.

“El negocio de la salud en Colombia no contempla el envejecimiento, solo le saca dinero a los ancianos, por eso el campo de la geriatría está tan reducido, al punto que muchas veces las universidades no abren los programas por falta de demanda”, lamenta Ponzón.

Motivación

El gerontólogo y geriatra asegura que decidió optar por esa rama de la medicina tras su paso voluntario por el antiguo asilo Sagrado Corazón de Jesús de Santa Marta, ahora llamado Centro de Bienestar para Ancianos Sagrados Corazones de Jesús y María, así como luego de hacer su internado en medicina y ver cómo muchas veces se priorizaba la atención de los jóvenes por encima de los pacientes de tercera edad por aquel pensamiento de que tal vez era ‘solo un achaque de viejo’.

“En Santa Marta hay personas de verdad longevas, las cuales son invisibles porque no están cuantificadas, básicamente porque a ningún médico le interesan”. 

La gerontología y la geriatría

La gerontología es el estudio de la salud, la psicología y la integración social y económica de las personas que se encuentran en la vejez.

La geriatría, por su parte, es la rama de la medicina que se ocupa de las enfermedades propias de la vejez.

Ponzón Medina trabaja junto al reconocido médico Humberto Caiafa.
Ponzón Medina trabaja junto al reconocido médico Humberto Caiafa.

Enfermedades más comunes en la vejez

Las enfermedades de las personas mayores tienen características especiales que deben ser tenidas en cuenta a la hora de su atención sanitaria. A continuación las más comunes:

Demencia senil: Pérdida progresiva de las funciones cognitivas, debido a daños o desórdenes cerebrales. Característicamente, esta alteración cognitiva provoca incapacidad para la realización de las actividades de la vida diaria.

Alzhéimer: Enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral; las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal.

Parkinson: Enfermedad crónica y degenerativa del sistema nervioso que se caracteriza por falta de coordinación y rigidez muscular y temblores.

Artrosis: Enfermedad crónica degenerativa que produce la alteración destructiva de los cartílagos de las articulaciones.

Osteoporosis: Enfermedad ósea que se caracteriza por una disminución de la densidad del tejido óseo y tiene como consecuencia una fragilidad exagerada de los huesos y que afecta fundamentalmente a las mujeres de edad avanzada.

Arterioesclerosis: La arterioesclerosis es una afección en la cual placa se acumula dentro de las arterias. Placa es una sustancia pegajosa compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias limitando el flujo de sangre rica en oxígeno.

Artritis: Inflamación de las articulaciones de los huesos con una hinchazón dolorosa que limita los movimientos.

Sordera: Dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial o total.

“El negocio de la salud en Colombia no contempla el envejecimiento, solo le saca dinero a los ancianos", Wilmer Albis Ponzón, geriatra.

Más Noticias de esta sección

Publicidad