¿Sabe de la dieta nórdica?

Salud
Tamaño Letra
  • Font Size

La dieta nórdica recomendada tiene muchas cosas en común con la dieta mediterránea, pero su principal diferencia es que en la primera el aceite de oliva es reemplazado por el aceite de colza.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, informó que tanto la dieta mediterránea como la nórdica, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades como el cáncer, la diabetes o problemas cardiovasculares, qué usualmente están ligados a la obesidad.

La dieta mediterránea es una mezcla de ejercicio físico y los alimentos que se consumen en los países que colindan con el mar Mediterráneo. La dieta nórdica tiene muchas cosas en común con la mediterránea, pero se basa en alimentos procedentes de Europa del Norte como Finlandia, Islandia, Suecia, Dinamarca y Noruega. Esta consiste en comer más pescado, pero sin aceite de oliva, vegetales, frutas, cereales, legumbres y lácteos.

La principal diferencia con la dieta mediterránea, de acuerdo con información de la OMS, es que el aceite de oliva es reemplazado por el aceite de colza.

La recomendación de la OMS consiste en promover el consumo de cereales, frutas y vegetales para mejor la salud.

Además, destaca que varios estudios descubrieron mejoría en enfermedades cardiovasculares, diabetes, pese a que no ha sido tan estudiada como la dieta mediterránea.

Qué podemos comer con la dieta nórdica

Dadas los enormes beneficios que se derivan de esta dieta es importante destacar que no se trata de contar calorías sino de adoptar una alimentación más saludable. Veamos algunos ejemplos.

Frutas y vegetales

En esta dieta se destacan los berries en general, en especial los arándanos muy conocidos por sus propiedades antioxidantes.

Otras frutas que se destacan son las manzanas, peras y ciruelas, todas opciones con alta cantidad de fibras.

En cuanto a los vegetales, se centra en las raíces como las cebollas, zanahorias, papas, remolachas, puerros, chirivías; todas ellas deben ser hervidas pero nunca fritas.

Otro grupo de vegetales que desempeñan un papel en la dieta nórdica son las crucíferas: repollo, coliflor, repollitos de bruselas, brócoli, espinacas, col frizada y colinabo.

Es de destacar que más del 70% de los estudios publicados en el Journal of the American Dietetic Association muestran una conexión entre las crucíferas y la reducción del riesgo de padecer cáncer.

Pescados

Los pescados son el alimento clave en la dieta nórdica, tanto que hasta los podemos encontrar en el desayuno. Y es que son ricos en vitamina D, ácido graso omega 3, yodo, zinc y otros nutrientes escenciales.

En este grupo se destacan: el salmón, el arenque, el arenque del báltico, la caballa y los pescado blancos. Se recomienda su ingesta al menos dos veces por semana.

Carnes y Aves

Como en toda dieta saludable no se aconseja el consumo de carne procesada.

Las carnes rojas ye el pollo deben ser consumidos con moderación.

Lácteos y Huevos

Tanto los lácteos descremados como los huevos son permitidos en la dieta nórdica simpre que sean consumidos con moderación.

Nueces, semillas y legumbres

Para conseguir un poco de proteínas y grasas saludables, incluye nueces y almendras en tus refrigerios o tenteempiés.