Fedec propone cuatro reglas de oro para garantizar la seguridad a la hora de hacer turismo de aventura y naturaleza.

Turismo
Tamaño Letra
  • Font Size
En primer lugar, la informalidad y sus riesgos asociados se combaten a través de las agencias operadoras debidamente registradas.

La regla número uno es revisar que los operadores cuenten con el Registro Nacional de Turismo. Usted puede exigir que le muestren este documento antes de adquirir un servicio.

Número dos: los guías turísticos deben contar con tarjetas, servidores y guías profesionales. Javier Gómez es enfático en que exigir estas acreditaciones no es algo fuera de lo común: “Uno tiene que saber con quién se contratan los servicios. En Colombia, las únicas entidades que están autorizadas por la ley son los prestadores de actividades de turismo, que están reglamentadas en la ley 300”.

En tercer término, la Policía de Turismo resulta ser una ayuda importante. Los uniformados están entrenados para entregar información valiosa y señalar las precauciones necesarias, así que acudir a ellos nunca está de más.

La última regla resulta determinante, especialmente durante las temporadas turísticas más activas y cuando se viaja en grupos grandes o con niños. “Lo barato sale caro y lo que está de por medio es la vida, o una lesión”, concluye Javier Gómez. “Aquí, en Italia, en Europa... todo lo barato sale caro”, complementa Zully Salazar, de Corpoturismo.