Evangelio según san Lucas 9,57-62

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos le dijo uno: «Te seguiré adonde vayas.»

Jesús le respondió: «Las zorras tienen madriguera, y los pájaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.»

A otro le dijo: «Sígueme.»

Él respondió: «Déjame primero ir a enterrar a mi padre.»

Le contestó: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios.»

Otro le dijo: «Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de mi familia.»

Jesús le contestó: «El que echa mano al arado y sigue mirando atrás no vale para el reino de Dios.»

Reflexión: Solo cuando hayamos reconstruido nuestra ciudad interior, podremos seguir a nuestro Señor y Él, complacido, podrá afirmar de nosotros “El Hijo del hombre ya tiene un lugar digno donde reclinar su cabeza” y ese lugar ¡es su alma!

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad