San Antonio de Padua: patrón de las mujeres estériles, los pobres, viajeros y albañiles

San Antonio de Padua es famoso por sus milagros.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size

Uno de los santos que más se han granjeado el corazón y la estima del pueblo cristiano es San Antonio. Llámasele, según famosa frase de León XIII, el santo de todo el mundo.

El 13 de junio se conmemora el día de San Antonio  de Padua, quien nació en Portugal.

Vino al mundo en el año 1195 y se llamó Fernando de Bulloes y Taveira de Azevedo, nombre que cambió por el de Antonio al ingresar en la orden de Frailes Menores, por la devoción al gran patriarca de los monjes y patrones titulares de la capilla en que recibió el hábito franciscano.

Sus padres, jóvenes miembros de la nobleza de Portugal, dejaron que los clérigos de la Catedral de Lisboa se encargaran de impartir los primeros conocimientos al niño, pero cuando éste llegó a la edad de quince años, fue puesto al cuidado de los canónigos regulares de San Agustín, que tenían su casa cerca de la ciudad.

Dos años después, obtuvo permiso para ser trasladado al priorato de Coimbra, por entonces capital de Portugal, a fin de evitar las distracciones que le causaban las constantes visitas de sus amistades. 

En la juventud fue atacado duramente por las pasiones sensuales, pero no se dejó vencer y con la ayuda de Dios las dominó.

Él se fortalecía visitando al santísimo  Sacramento y además desde niño se había consagrado a la santísima Virgen y a Ella encomendaba su pureza. 

Una vez en Coimbra, se dedicó por entero a la plegaria y el estudio; gracias a su extraordinaria memoria retentiva, llegó a adquirir, en poco tiempo, los más amplios conocimientos sobre la Biblia. En el año de 1220, el rey Don Pedro de Portugal regresó de una expedición a Marruecos y trajo consigo las reliquias de los santos frailes-franciscanos que, poco tiempo antes habían obtenido allá un glorioso martirio.

Más Noticias de esta sección

Publicidad