Evangelio según San Mateo 7,7-12

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.

Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.

¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra?

¿O si le pide un pez, le da una serpiente?

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!

Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.

Reflexión: La oración es, pues, humilde apertura para aceptar los designios de Dios, actitud creyente que lo subordina todo el Poder Divino, y, por supuesto, ocasión para que Dios exprese su misericordia, su amor y su protección.

Más Noticias de esta sección

Publicidad