Evangelio según San Mateo 6,7-15

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados.

No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan.

Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.

No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal.

Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes.

Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.

Reflexión: Palabra y oración van de la mano, porque la vida y la fe también son parte de la misma realidad que permite constatar que la existencia cobra sentido cuando se vive en constante comunicación con el dueño de la vida.

Más Noticias de esta sección

Publicidad