Evangelio según San Mateo 9,14-15

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?".

Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Reflexión: El ayuno es un instrumento que, unido a la oración, nos centra y nos dispone a aceptar la Voluntad del Señor.

Esta devota práctica nos lleva a liberarnos de la opresión del pecado y a entregarnos al servicio, dándonos a los demás y procurando superar los rencores, las enemistades y todo aquello que el egoísmo ha robado de nuestra vida. De esta manera, la Iglesia pide perdón y repara las ofensas del mundo, pero también compromete a buscar a su Señor y llevarlo a todos los rincones que carecen de su Presencia

Más Noticias de esta sección

Publicidad