Evangelio según San Marcos 10,13-16

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, le trajeron a Jesús niños para que los tocara, pero los discípulos los reprendieron.

Al ver esto, Jesús se enojó y les dijo: "Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos.

Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él".

Después los abrazó y los bendijo, imponiéndoles las manos.

Reflexión: Aceptemos a Cristo como Señor de nuestra vida, para restablecer en cada uno la inocencia primera y vivir siempre bajo el amparo de la gracia de Dios.