Evangelio según San Marcos 8,11-13.

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En aquel tiempo, llegaron los fariseos, que comenzaron a discutir con Jesús, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo.
Jesús, suspirando profundamente, dijo: "¿Por qué esta generación pide un signo? Les aseguro que no se le dará ningún signo". Y dejándolos, volvió a embarcarse hacia la otra orilla. Reflexión: Pidámosle al Señor todopoderoso que nos ayude, que transforme nuestro corazón de piedra y lo haga de nuevo según su Voluntad, para no pedirle signos, sino que tengamos la confianza puesta en su Palabra y en las promesas que contiene.

Más Noticias de esta sección

Publicidad