¿Cómo me preparo para mi primer parcial?

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Font Size
Llegará ese momento en que nos llenará de tanto miedo y estrés la llegada del primer parcial. Hay que empezar a revisar apuntes, leer lo que no leímos y preguntar sobre qué es lo que nos van a preguntar.


No dejes que los parciales te agarren por sorpresa y prepárate con tiempo para enfrentarlos.

1. Ten en cuenta las fechas:
Sin duda esto es lo más importante que debes hacer. Pregunta en clase cuándo será la fecha del primer parcial para saber cuánto tiempo tienes para estudiar y organizar tus espacios.

2. Toma apuntes:
Esto te ayudará bastante a la hora de estudiar. Muchas veces lo que se dice en clase es importante para el parcial así que procura tomar buenas notas y, si tienes dudas, pregunta sin pena.

3. No estudies la noche anterior:
Es lo peor que puedes hacer ya que no se te quedará toda la información en la cabeza, estarás estresado, cansado y nervioso. Así que estudia con tiempo y evita trasnochar.

4. Forma un grupo de estudio:
Si de antemano sabes que el parcial estará muy difícil, es mejor que te reúnas con tus compañeros y estudien juntos. Pueden dividirse por temas y comentar las cosas más importantes que de seguro aparecerán en el parcial.

5. Estudia en un lugar cómodo y silencioso:
Puedes ir a la biblioteca de tu universidad a estudiar para tu parcial. Trata de crear un ambiente propicio para estudiar, con poco ruido y pocas distracciones para poner toda tu atención y concentración en el parcial.

6. No te vayas de fiesta la noche anterior:
Por más de que hayas estudiado antes y te sientas preparado, no te vayas de fiesta la noche anterior al parcial. Levantarse con resaca es una de las peores sensaciones que existen, ahora súmale a eso tener que pararte para ir a un parcial. Simplemente no lo hagas.

Advertencias

1. Si planeas estudiar camino a la escuela asegúrate de que no seas el que conduzca. Si es así, ¡deberás enfocarte en conducir!

2. No bebas demasiado café o bebidas energéticas. ¡Es nocivo para tu salud y te mantendrá despierto más de lo que esperas!

3. Recuerda que matarte estudiando la noche anterior no es siempre una buena opción. Reduce tus probabilidades de retener la información. Hacerlo una vez está bien, pero no lo hagas para todos tus exámenes, especialmente los extensos.

4. Si no puedes recordar una respuesta, no hagas trampa, ya que pueden venir consecuencias más serias. Siempre es mejor sacar una mala calificación que ser acusado de deshonestidad.

Más notas de esta Revista

Publicidad