Ese primer día de clases en la U

¡El primer día en la U puede ser divertido!, nuevas caras, nuevos amigos, llegan a tu vida, ese primer día, o el día de la inducción universitaria, los nervios y las risas sobresalen en cada uno, no saber que va pasar hace parte de la nueva experiencia.

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Font Size
El primer día de clases es un gran reto, pero no hay que morir en el intento, es decir, la puntualidad en las clases y el buen comportamiento a la hora de presentarte con tus docentes y compañeros es fundamental, pero no debe darte una crisis de ansiedad la noche anterior pensando en las posibles bromas que sufrirás, en si encontrarás o no amigos, en si darás una buena imagen.




Este primer día de clases míralo como una exploración: lo principal es ver cómo son las cosas, conocer a los compañeros y docentes, y hacerte una idea de cómo funciona la vida universitaria, a lo largo de la semana te sentirás más a gusto.

Lo que debes hacer

  1. La actitud con la que se asuma ese primer día es fundamental. “Aunque existen sentimientos de temor, ansiedad o angustia, lo mejor es asumir ese primer día con expectativa y tranquilidad, listo para escuchar”.
  1. Lo mejor es no esperar para recorrer la universidad justo ese primer día de clases. Hay que darse una vuelta antes. “El día de la matrícula, por ejemplo, o cuando se va a reclamar el horario, es bueno darse una vuelta con algún compañero o amigo por el área de la institución, para no correr el riesgo de llegar tarde el primer día o perderse y pasar por la típica primiparada”.
  1. Si eres receptor o receptora de una de esas típicas bromas pesadas a los primíparos, entonces lo mejor es reírte de ti mismo.
  1. Participa en la semana de inducción: si conoces todas las opciones que te da la universidad, podrás aprovecharla al máximo y encontrar las mejores alternativas para ti.
  1. Acércate a personas que muestran interés en tu carrera.
  1. Divide tu presupuesto adecuadamente para que te alcance mientras recibes la próxima mesada, Organiza un presupuesto de lo que necesitarás para comenzar la primera semana de clases.

Puede ser divertido si sabes a lo que vas.

Lo que no debes hacer
1. Lo peor que puedes hacer el primer día de clases es llegar pensando que lo sabes y lo puedes todo: “asumir la actitud del malo o del que todo lo sabe y lo puede, es sin duda una de las peores actitudes. Hay estudiantes con más experiencia que enseguida notarán que tras esa fachada hay inseguridad, y sin duda aprovecharán la oportunidad para bajarte de esa nube”.
2. No hay que burlarse de otros primíparos.
3. No debes buscar una actividad extracurricular que no te guste solo para encajar en un determinado estándar.
4. No prestar atención en la inducción. “Algunos jóvenes creen que si se toman todo a burla encajarán en cierto prototipo de estudiante y en realidad estarán desperdiciando la oportunidad de conocer las opciones que les da la universidad”.
5. Burlarse de los profesores.
6. Embriagarse el primer día sí que es una verdadera primiparada. “Es común que todos queramos sentir lo que es tomar una cerveza después de un día de clases, pero es realmente una novatada hacerlo el primer día de clases o las primeras semanas. No es el momento adecuado”.
7. Faltar la primera semana de clases.
Tres estudiantes de Hoteleria y servicios turístico de la corporación CBN, recordaron su experiencia, y contaron a las cámaras de Aula Universitaria como fue ese día “entre risas y caras raras, Geraldine Valencia, dijo que paso la pena de su vida, porque llego a la sede que no era, y además termino caminando hasta un colegio ubicado en el mercado… las amigas muertas de risa” Vea más información en www.elinformador.com.co