¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de entregar trabajos escritos?

Uno de los consejos fundamentales que se da al momento de redactar un documento académico es realizar primero un borrador en el que organicemos inicialmente las ideas. Este esquema de redacción te permitirá estructurar el trabajo, ubicando la información en el lugar adecuado, lo que facilitará su lectura.

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Font Size
La redacción de trabajos escritos puede resultar ser una dolor de cabeza para los ‘millennials’ debido a que hoy es común realizarlos desde el computador. Aquí una serie de consejos que te ayudarán a que tus manuscritos no solo se realicen bien sino que se escriban bien.

La elaboración de un trabajo escrito podría pensarse como una situación en la que si se tiene un tema, solo se deberá escribir acerca de este y sus características principales. Pero la verdad es que no. La redacción de un manuscrito requiere de varias precauciones para no cometer errores y que este trabajo sea rechazado. No basta con tener el tema y conocer sobre el mismo. Para la redacción del trabajo es necesario tener en cuenta una serie de características que te permitirán darle el formato adecuado.

Uno de los consejos fundamentales que se da al momento de redactar un documento académico es realizar primero un borrador en el que organicemos inicialmente las ideas. Este esquema de redacción te permitirá estructurar el trabajo, ubicando la información en el lugar adecuado, lo que facilitará su lectura.

Las partes en las que se dividen estos documentos de carácter académico: introducción, cuerpo y conclusión. En el primero se explica el porqué de nuestro trabajo, qué queremos demostrar o contar, a qué áreas involucra y un resumen de los documentos consultados; el segundo que es considerado como la columna vertebral del trabajo debe contener la teoría inicial o cómo nace, qué demuestra, quién o de qué forma se discute y cómo finalmente se ratifica o se desmonta. La conclusión por su parte  es la parte en la que narramos el final de la historia. El desenlace de nuestro trabajo y el lugar en el que damos respuesta a las incógnitas que motivaron la creación del texto.

Que dicen los expertos

Los expertos recomiendan a los jóvenes mantener en el momento de la redacción un diccionario tanto de significados como de ortografía e incluso de sinónimos y antónimos a su lado para ante cualquier duda sobre cómo se escribe una palabra buscar, igualmente evitar de esta manera repetirlas.

Actualmente en la era de la tecnología algunos docentes batallan en ciertos aspectos contra esta y continúan solicitando a sus estudiantes trabajos académicos enteramente manuscritos, uno aseveran que esto permite que los jóvenes al escribir sepan sobre qué tema es al que hacen referencia y esto les permita adquirir en parte conocimiento, cosa que argumentan no sucedería si no lo requieren de esta manera, puesto que los estudiantes en muchos casos aplican  el ‘copiar-pegar’ privándose de conocer sobre qué tema están investigando.