Turismo religioso por Santa Marta

Bonda- Iglesia de Santa Ana

La Guía Turística
Tamaño Letra
  • Font Size

Como en gran parte del país el catolicismo es un legado español que ha pervivido fuertemente desde la llegada de sus primeros colonos y la bahía de Santa Marta y en la bahía de Santa Marta no fue exenta de ello. Ahora bien, el nombre que la ciudad recibe refrenda lo anterior, no es gratuito.



Bien vale la pena mencionar que la religión también es un perfecto estímulo para conocer un destino turístico, por eso existe el concepto de turismo religioso ¿habías escuchado de él antes? Bueno, mejor si vas haciendo las maletas y te acercas a la ‘Perla de América’ para conocer detalles más puntuales.

  • • Parroquia Del Sagrario Y San Miguel, Catedral Basílica de Santa Marta

Es una de las imágenes más familiares para los habitantes de Santa Marta y a la vez uno de sus más queridos patrimonios. Su celebridad se la concedemos, en gran medida, por ser la primera iglesia construida en la América continental, por ende, también puede presumir de ser la señora madre de las iglesias colombianas.

Desde luego que sus primeras formas desentonaban con su actual estampa. En honor a la verdad, su primera fundación data del año 1531, para entonces se encontraba en otro lugar y era una pequeña iglesia constituida con materiales muy básicos (barro, madera y hojas de palma).

En 1765 inicia su construcción de basílica bajo el mandato del gobernador Don Andrés Pérez, quien comisionaría la tarea al ingeniero Don Juan Cayetano. Así que la que se puede considerar como la puerta de entrada del Evangelio en América del Sur, hoy en día conserva en cada una de sus facetas y en su inmaculado blanco un fiel estilo renacentista.

  • • Parroquia San Francisco de Asís de Taganga

Algunos apartes de la historia samaria dicen que este centro religioso fue construido primero que la Catedral de Santa Marta. El 22 de Mayo de 1832 se produjo un terremoto que destruyó parcialmente la iglesia, la cual había sido construida por los padres capuchinos.

El corregidor de Taganga hizo un llamado a sus pobladores para que colaboraran en su reparación, la cual se terminó en Septiembre de 1834. En 1932 se inició una reconstrucción de este inmueble y más tarde, en 1994, se hizo una restauración para ser nombrado Monumento Nacional. En este último trabajo se conservó el piso de la iglesia, que data de la época de su construcción.




Publicidad