María Gabriela: una niña brillante con una inteligencia admirable

Aunque posee una inteligencia maravillosa, María Gabriela, disfruta sus juguetes y las cosas de su edad

Regreso a Clases
Tamaño Letra
  • Font Size

Ella es María Gabriela, una niña sorpresa no ha sido noticia por su peso o su talla, sino por su enorme capacidad de memorizar. Sus padres amanecen cada día con la expectativa de ver qué tiene para enseñarles.

Ni siquiera los adultos colombianos tienen la enorme cualidad que tiene ella para saber cuál es el nombre de las distintas capitales de los departamentos de Colombia, algunos que ubicados en el extremo de nuestro país están olvidados hasta de las clases de geografía.

Canta el himno nacional con las palabras que a su edad tal vez no tengan un sentido pero están grabadas en su memoria, con la mano en el pecho; entona estas notas protagonizando la escena más hermosa que se haya visto. Se sabe los colores en inglés, números y muchas cosas más, que una menor de dos años y sin asistir aún a ningún centro educativo

“Mary Gaby desde el primer año se mostró muy inquieta por los trabajos que se hacen en casa; soy docente en Ciénaga y a veces se hacen trabajos en casa para el colegio a los que ella está siempre atenta y de los cuales está aprendiendo” indicó su papá Jesús Rey.

Las capitales de los departamentos quedaron grabadas en su memoria después de que en casa sus padres trabajaran en un proyecto educativo sobre las capitales. Ella no paró de hacer preguntas y para satisfacer su curiosidad le compraron un rompecabezas que de manera más didáctica le permitió aprender todo sobre la geografía nacional.

Con orgullo su papá dice que Mary Gaby se sabe 20 colores y 20 números en inglés, es una niña muy pila y se iluminan sus ojos del orgullo que siente.

Al ser docente y padre a la vez ha aprendido que es necesario estimular a los niños desde pequeños para que desarrollen su inteligencia y capacidad al máximo, dedicarles tiempo con las tareas y buscar siempre la manera de que a través del juego aprendan para que al llegar a la etapa escolar ya tengan bases.

“Ellos llegan en blanco con muchas ganas de aprender, todo es nuevo, nuestra responsabilidad es tratar de canalizar esa creatividad y ganas de aprender hacia el conocimiento de verdad, de su entorno, su país, las matemáticas y la lectura” expresó Jesús Rey.

 

María Gabriela, es inteligente, tierna, hermosa y vanidosa como toda niña de su edad. Le gustan las muñecas, los lazos y pintarse las uñas como las niñas más grandes pero su mirada y oido siempre están prestos a aprender todo lo que pase por delante de ella, como una esponja que absorbe todo lo que ve.

Siempre tiene en la punta de la lengua muchas preguntas ¿Eso qué es? ¿Eso para qué sirve? ¿Cómo se llama? Y sus papás la paciencia suficiente para contestar cada uno de éstos interrogantes.