Educación media dirigida, un modelo de superación

Los estudiantes empiezan la formación técnica articulada desde 9º grado con una evaluación donde se caracteriza el perfil del alumno. En 10 y 11, se inicia el proceso en las aulas de clase

Regreso a Clases
Tamaño Letra
  • Font Size

a educación media dirigida o técnica, como también es llamada, prepara a los estudiantes para el desempeño laboral en uno de los sectores de la producción y servicios, para la continuación en la educación superior.

Este modelo de educación está dirigido a la formación calificada en especialidades como: agropecuaria, comercio, finanzas, administración, industria, informática, salud y demás que requiera el sector productivo y de servicios.

En Santa Marta hay varias instituciones educativas públicas que han implementado este modelo de estudio, programa liderado por el Gobierno Nacional que busca una cobertura total en el territorio.

Entre los colegios que implementan este plan de estudio se destaca la Institución Educativa Distrital Francisco de Paula Santander, piloto en la implementación del estudio extendido y media dirigida o técnica desde el décimo grado.

Horarios, alimentación y jornada continua

“En noveno grado se comienza el ciclo con un proceso que se llama Orientación Vocacional. Se hace un estudio de perfil de cada estudiante. Se aplica una prueba psicométrica, una encuesta de intereses, una socialización con cada uno de los instructores Sena y de la escuela”, comento Ketty Luz Pérez Correa, coordinadora de la educación Media Técnica Laboral en el Francisco de Paula Santander.
A los chicos evaluados se les hace un informe caracterizado y se cita con el padre de familia para infórmale para que modalidad tiene competencia.

De momento, la institución tiene 8 programas técnicos: sistemas, mantenimiento de computadores, procesamiento de alimentos, frutas y verduras, operaciones contables, ventas y productos de servicio, salud ocupacional y diseño gráfico - multimedia.

“Estos chicos avanzan por ciclos propedéuticos, es decir; en 10 y 11 hacen el ciclo técnico, quiere decir que se ahorran dos años de universidad porque luego pueden hacer la carrera de tecnólogo en el Sena.

Ellos entran al Sena sin examen, sin selección, sino por cupo y ellos no los proveen”, explicó la docente.

En los dos últimos años, los padres asumen los costos de uniforme, carnet, insumos del proyecto producto (entrega de evidencia), un aporte de papelería y informe de pruebas.

Aparte del Francisco de Paula Santander, otras instituciones que tienen un plan de estudio parecido pero con otras ramas de estudios son Rodrigo de Bastidas, Laura Vicuña e Inem Simón Bolívar.

Este proceso obliga a que los estudiantes tengan un horario extendido entre las 6:30 de la mañana hasta las 5:45 de la tarde con una hora de receso para almuerzo.

“Aquí hay comedor escolar y el estudiante que dese se queda, sino puede ir a la casa y tomar los alimentos y regresar”, explicó Pérez Corra.

¿Cómo funciona?

Durante todas las horas los estudiantes con tutores Sena y docente tutor, entran al proceso de intensidad horaria exclusivas a la técnica laboral. El profesor del Sena está entre 4 y 10 horas al mes, verifica la formación y evalúa proceso.

“Un ejemplo claro es que los alumnos que están en operaciones contables, ventas y productos de servicio ven unas matemáticas más financieras, se intensifica el inglés, lengua castellana, ya no serían 4 horas normal, sino 6, 4 horas de inglés y se intensifica ética”, apuntó Pérez Correa.

Solo en la tarde se ven materias específicas como modalidad dos días a la semana, competencias comunicativas, elaboración de proyecto productivo.

El proceso articula no solo se da en la jornada matinal, la nocturna también lo implementó “Ellos lo hacen en intensidad diferente, tienen el viernes toda la tarde y el sábado todo el día puesto que trabajan y por eso se les facilita que puedan pedir permiso un solo día.

De momento tienen procesamiento de alimentos y mantenimiento”, dijo la docente.

Con articulación con el Sena va para el tercer año, pero se tiene un proceso de modalidad y articulación de más de seis con modalidades técnicas.

“Al momento del grado, se le otorga un título del colegio bachiller técnico con formación en su especialidad y adicional el Sena les expide el certificado de técnico”, señaló Pérez.

Antes de dejar la institución y como parte del proceso evaluativo, los alumnos deben dejar un trabajo en el colegio llamado ‘proyecto producto’. En el primer año, los estudiantes crearon la sala de computadores, una sala de portátiles donde los jóvenes de mantenimiento hicieron las redes de cableado. El año pasado los aprendices de diseño instalaron la sala de bilingüismo, adecuaron y reestructuraron la sala de informática.