Uniformes, un requisito para los estudiantes

Las indicaciones del uniforme deben ser presentadas por el centro educativo en el momento de la matrícula. Esto debe informarse a los padres de familia al mismo tiempo que el listado completo de los útiles escolares

Regreso a Clases
Tamaño Letra
  • Font Size

Además de la lista de útiles para enfrentar el año escolar, los padres de familia se miden a otro reto: la adquisición de los uniformes para sus hijos, que de ser alumnos antiguos, no representa mucho problema pero si lo es para el alumno que ingresa por primera vez a la institución.

En este tema los padres de familia y las instituciones educativas deben acordar con las Secretarías de Educación la regulación del uso de uniformes, de acuerdo con lo establecido por el Ministerio de Educación Nacional, que señala que de común acuerdo entre ellos, deben establecer en los Manuales de Convivencia lo concerniente.

Igualmente, indica que si un estudiante no tiene las condiciones económicas para el uso de estos uniformes no se le puede negar el cupo ni impedir su asistencia a clases.

Según lo establecido en dichos manuales, el uniforme es una exigencia, pero a la vez, no constituye una barrera para la educación de los niños que pueden entrar sin uniforme

Normalmente son dos los uniformes que exige una institución educativa: uno para uso diario y otro para la práctica de educación física. La regulación de su uso debe estar definida de acuerdo con las posibilidades económicas de los alumnos y el desarrollo social de cada comunidad.

Las indicaciones del uniforme deben comunicarse a los padres de familia al mismo tiempo con el listado completo de los útiles escolares, textos e implementos que se usarán durante el respectivo año académico, los cuales deben estar previamente aprobados por el Consejo Directivo de la institución.