¿Cómo prepararse para la prueba Saber 11?

El 22 de marzo, estudiantes de todo el país asistirán a una cita con el Estado para ‘medir’ los conocimientos adquiridos durante el tiempo de estudios

Regreso a Clases
Tamaño Letra
  • Font Size

A los alumnos de grado 11 suele preocuparles el reto de responder un cuestionario que finaliza su etapa escolar y define, de alguna manera, su futuro académico o profesional.

La mayoría tiene dudas sobre cómo afrontar la prueba, debido a los cientos de preguntas de diversos temas abordados desde primaria hasta bachillerato.

Según Sandra Patricia Hernández, sicopedagoga del Preicfes Sep, no se trata de llegar al examen con todas las respuestas ni memorizar una gran cantidad de datos o libros. Sin embargo, sí es posible reforzar esas áreas en las que hay vacíos o dudas considerables.

De hecho, por la importancia de los resultados, la prueba Saber 11 puede ser un verdadero ‘as bajo la manga’, porque permite ingresar a universidades y carreras de alta calidad e incluso facilita la obtención de una beca, cuando se respalda con un promedio alto y un historial académico destacado.

La experta ofrece algunas recomendaciones básicas para tener en cuenta antes y durante el exámen:

• Distribuir el tiempo eficientemente: si bien es vital repasar algunas temáticas o asistir a clases en algún instituto especializado, no es conveniente dedicarse a prepararse todo el día. Sacrificar tiempo de sueño, alimentación y algunas actividades libres podría resultar contraproducente, al generar fatiga o embotamiento.

• Establecer horarios y cumplirlos: es necesario fijar tiempos de estudio para cubrir las distintas áreas que evalúa la prueba Saber 11. De esta forma es posible llevar un orden para saber cuáles faltan y en cuáles ya avanzó.

• Crear un grupo de trabajo: con un equipo será más fácil comprender algunos temas o aclarar dudas puntuales. Cada persona se destaca en ciertas áreas, así que esta suele ser la mejor y más rápida vía para intercambiar conocimientos. Sin embargo recuerde el objetivo de reunirse para evitar distraerse en otras ocupaciones no académicas.

• Fortalecer la confianza: es importante creer en sí mismo y las capacidades adquiridas durante el colegio. De nada sirve dejarse llevar por el temor o dedicarse a hablar de las consecuencias de un puntaje bajo. Lo más conveniente es aprovechar el tiempo disponible para dedicarse a estudiar.

• Preguntar: lleve un registro de dudas que no haya podido resolver por su cuenta o con el grupo de trabajo. Profesores, familiares o amigos mayores pueden ayudarle a aclarar esas inquietudes.

• Descansar: no vale la pena que ‘pase derecho’ el día antes de la prueba. Lo que no aprendió durante años ni repasó en las semanas previas, difícilmente podrá hacerlo en una noche.

• Hacer ejercicios de relajación: realizar pausas activas y estirar brazos, piernas y cuerpo en general le permitirá tener disposición para responder las preguntas con mayor tranquilidad.

Publicidad